Los accidentes laborales mortales suben un 83% en el primer semestre y un 300% en el mes de junio

Accidente Vicién, junio 09

A la luz de los datos oficiales de siniestralidad del primer semestre de 2009, CCOO Aragón ha alertado del negativo impacto que está teniendo la crisis económica en las medidas de prevención y seguridad en los puestos de trabajo. Así, ha destacado que pese al descenso del 27,79% en el número total de siniestros, se ha producido un “preocupante” repunte en la accidentalidad más grave, aquella que ocasiona víctimas mortales, con una subida del 83,33%, al pasar de 12 a 22 fallecidos en el mismo periodo del año.

Por sectores, el sindicato pone el acento en los incrementos registrados en la construcción, que ha pasado de tres a siete víctimas mortales (133%) y los servicios, que han registrado nueve accidentes de este tipo frente a cuatro en el primer semestre de 2008, lo que supone una subida del 125%. Por provincias en Huesca se produce un equilibrio entre las distintas actividades con tres muertes por accidente laboral.

El secretario de Salud Laboral de CCOO Aragón, Benito Carrera, incide en el efecto negativo que está teniendo la crisis económica en materia de seguridad y prevención, con un “mes negro” en junio pasado, cuando los accidentes con víctima mortal crecieron un 300%, al pasar de dos a ocho víctimas. Además, resalta que, nuevamente los inmigrantes dibujan el perfil del accidentado y advierte de que el mes de agosto podría ser “especialmente dañino”, fruto de la realización de contratos en precario y la subcontratación.

Carrera subraya que estos datos justifican la puesta en marcha “con urgencia” de las políticas de prevención pactadas en el Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA), con la implementación de una Estrategia Aragonesa de Seguridad y Salud Laboral para el periodo 2008-2011, con el objetivo de “reducir los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales”. En este sentido, el sindicato exige el reconocimiento de la situación que vive la Comunidad de acuerdo a los análisis realizados en el Consejo Aragonés de Seguridad y Salud.

Como primer demanda, CCOO ha planteado en este ámbito la mejora en la accesibilidad a las empresas sin representación sindical (aquellas que tienen entre seis y 49 trabajadores) para recabar información sobre sus planes y personal de prevención, ya que “en ellas se concentran los índices más altos de siniestralidad”. Asimismo, el sindicato exige continuar con el programa de control a las empresas de Alta Tasa de Siniestralidad, especialmente en construcción y servicios, identificadas ya como repetidas incumplidoras de la norma.

También recalcan la necesidad de establecer programas comunes entre el Consejo Aragonés de Seguridad y la Inspección de Trabajo que ayuden a conocer los recursos y materiales destinados a la prevención en Aragón. Finalmente, añade Carrera, resulta imprescindible fomentar la cultura de la prevención a través de campañas de difusión y sensibilización con programas como “Objetivo Cero Accidentes” o la “Red Aragonesa de Empresas Seguras”.

“Para que esto sea consistente es necesario reforzar el Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral, que sea capaz de ejecutar políticas públicas preventivas en todos los ámbitos”, precisa el responsable de CCOO Aragón.

Finalmente, desde el sindicato insisten en la necesidad de introducir la figura del gestor de movilidad en polígonos y lugares de desplazamiento masivo de trabajadores para reducir los accidentes in itinere, que han provocado seis fallecidos durante los seis primeros meses de 2009, frente a cuatro en el mismo periodo de 2008. Todo ello sin olvidar, concluyen, la atención a los riesgos psicosociales “que cada día suponen un elemento más importante a la hora de detectar y prevenir posibles siniestros”.

Comentarios