La situación del sector agroalimentario retrasa la reapertura de Mildred

Mildred, cartel subasta, feb 09

La situación que atraviesa el sector agroalimentario en todo el mundo con bajadas en la facturación, a lo que hay que sumar la guerra desatada con las marcas blancas, está afectando a la reapertura prevista de Mildred en Huesca. Según los resultados recogidos en un estudio realizado por Vivartia, la multinacional propietaria de la mencionada factoría oscense, la coyuntura del sector, no aconseja la reapertura inmediata, como pretendía la firma griega, en tano en cuando no cambie el panorama económico.

Así pues, la reapertura de Mildred deberá esperar a que se despejen los nubarrones que afectan al sector, el cual no pasa por su mejor momento, fruto de la crisis mundial, pero también de la competencia que las marcas blancas están planteando a las multinacionales.

Desde la Consejería de Industria del Gobierno Aragonés se espera que solo estemos ante un aplazamiento de la reapertura de la factoría, ya que Arturo Aliaga, el titular de industria del ejecutivo autónomo, es quien se ocupó personalmente de encontrar una firma que se quisiera hacer cargo de la antigua Mildred.

Aliaga recuerda que, aunque la voluntad de Vivartia es reabrir la planta oscense, esta deberá esperar algo más de lo previsto.

Cuando Vivartia firmó la compra de la industria que Mildred Pauni poseía en Huesca, ya anunció que realizaría un estudio de mercado. Dicho estudio arroja datos no muy positivos, debidos a varios factores, lo que impedirá la ansiada reapertura.

La noticia no deja de ser un contratiempo, pero tampoco ha pillado por sorpresa a la Consejería de Industria, ya que empresas del sector en Aragón también han presentado expedientes de regulación de empleo, lo que ya apuntaba a que había problemas serios en este un área de negocio tan competitiva como la agroalimentaria.

Comentarios