CREFCO denuncia que Blanco e Iglesias marginan el Canfranc

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) denuncia “la marginación de la línea de Canfranc en la entrevista que el pasado miércoles mantuvieron el presidente de la Diputación General de Aragón, Marcelino Iglesias, y el ministro de Fomento, José Blanco. Un tema tan importante como la reapertura y modernización de la única línea ferroviaria internacional de Aragón solo mereció una mención secundaria, que no garantiza las inversiones necesarias para que pueda servir eficazmente a los habitantes de las poblaciones de su itinerario, ni mucho menos para recuperar el paso a Francia de viajeros y mercancías”.

Como viene siendo norma de los gobiernos nacional y regional desde hace años, Blanco e Iglesias volvieron “a utilizar el fantasma de la travesía central del Pirineo para ocultar su inacción en la línea que, aunque ellos la ignoren, existe desde hace 81 años. La apuesta decidida de ambos gobiernos por la carretera, que se evidenció en la reunión del día 15 en numerosos anuncios de construcción y mejora de autovías, alimenta el temor que amplios sectores de la sociedad comparten con esta Coordinadora de que coches y camiones terminen por ser la única forma de acceder al Pirineo, con el consiguiente impacto ambiental sobre un espacio tan singular y frágil”, señala CREFCO.

Una prueba evidente de esa apuesta antiecológica por la carretera es que, prácticamente al mismo tiempo que se celebraba la reunión de Blanco e Iglesias, se hacía pública la adjudicación de una decena de kilómetros de autovía entre el alto de Monrepós y el río Guarga por 97,3 millones de euros. Con poco más de la cuarta parte de ese dinero se hubiera podido renovar toda la vía entre Huesca y Canfranc, igual que se ha hecho entre Caldearenas y Jaca. Y por solo un 50% más de lo que van a costar 10 kilómetros de autovía, se habría podido modernizar toda la línea férrea, de forma que el viaje entre Zaragoza y Canfranc hubiera podido hacerse en dos horas (ahora cuesta cuatro).

Por eso Crefco se siente cargada de razones para llamar a los aragoneses a subir el domingo día 19 a Canfranc, en el tren de las 7,40, para pedir a Francia que reabra el tramo cerrado, pero también para protestar contra la errática política del ministerio de Fomento y de la DGA sobre este ferrocarril. El acto central de la jornada se desarrollará en la estación internacional a la llegada del tren (11,40 h.).

Comentarios