A pesar de la granizada, Pirineos Sur vivió su primer lleno con Rap'Susklei + Jahsta

El Festival Internacional de las Culturas disfruto el jueves 16 de su primer lleno en el nuevo auditorio de Lanuza. Las adversas condiciones climatológicas que se registraron durante la actuación de Rap’Susklei + Jahsta obligaron a parar el concierto, en el momento de una fuerte precipitación de granizo, pero no ha suspenderlo Una vez solventados los problemas técnicos, la noche continuó con The Wailers y después, nuevamente, con Rap’Susklei.

Pirineos Sur continúa viajando por el Atlántico Negro y este fin de semana va a vivir un momento muy particular y especial. El sábado y el domingo se presentan en el Festival los dos proyectos que Pirineos Sur produce junto al L’Boulevard Festival de Casablanca: “Romper El Muro/Casser Le Mur” de Biella Nuei y varios músicos marroquíes, y “Habibi”, con Producciones Viridiana y escrita y dirigida por Jesús Arbués. Este espectáculo se representará el domingo, a las horas en el Polideportivo Escaladillo de Sallent de Gállego. Pero antes, el sábado, la música marroquí será la gran protagonista en el Auditorio de Lanuza.

“Romper El Muro/Casser Le Mur” es la apuesta musical del proyecto de cooperación cultural que Pirineos Sur, en representación de la Diputación Provincial de Huesca, y junto con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, lleva a cabo con Marruecos y L’Boulevard Festival de Casablanca.

Dirigido por Luis Miguel Bajel líder de la formación aragonesa Biella Nuei, “Romper El Muro” cuenta con sus cinco músicos (José Luis Seguer “Fletes”, Nacho Estival “El Niño”, Toto Sobiasky y Eduardo García) y otros tantos marroquíes, Oum, Foulane Bouhssine, khalid El Berkaoui, Hicham Bajjou y Dj Mood, que aunque proceden de distintas formación se han agrupado bajo la denominación “Azawan”.

El espectáculo responde a la relación histórica de Aragón con el Al-Andalus, teniendo en cuenta que Zaragoza fue uno de los centros más importantes de Al-Andalus. El concierto es un encuentro, y reencuentro, que propicia la recreación de las posibles relaciones melódicas del Magreb y Aragón. Su calidad y excepcionalidad le hizo ser merecedora, a finales del pasado mes de mayo, del primer premio de la Muestra Aragonesa de Artes Escénicas y de la Música 2009. Tras presentarse el pasado mes de junio en L’Boulevard Festival y en el Instituto Cervantes de Casablanca, ahora llega a Lanuza para mostrar la riqueza de esta unión.

La noche de Lanuza tendrá otro plato de exquisitez marroquí, la actuación de Nass El Ghiwane y Jil Jilala, dos de los grandes grupos de la música popular de Marruecos desde los años 70. Nass El Ghiwane representa la voz de los oprimidos desde hace 30 años. Culturalmente, adoptaron un estilo “no tradicional” con la tradición, realizando una ruptura del conocimiento.

La idea era sencilla, remodelar el patrimonio para crear textos basados en cuestiones sociales. En el aspecto musical, sus bases incluyen toda la diversidad de la música tradicional marroquí y sus instrumentos son de fabricación tradicional. Su éxito no se limita a Marruecos, rebasa estas fronteras y se arraiga en el resto de países norteafricanos.

Jil Jilala marcó los años 70 con su música y sus canciones, melodías y ritmos inspirados en el folclore marroquí, pero abriendo las puertas a nuevas propuestas musicales, y unas letras que abordan temas sociales y de la vida cotidiana de la población marroquí. A principios de los años ochenta produjeron el que se puede considerar uno de sus mejores álbumes “Dawiweh”. A partir de 1986 las composiciones del grupo se orientan hacia el reggae y el rai, y la música popular comprometida va decayendo, dando paso a un rai más comercial, situación que cambia con la llegada de nuevo siglo, donde la música más involucrada con la realidad social vuelve a ocupar un papel determinante. Hoy en día, tras unos cuantos años alejados de los escenarios y con una formación renovada, se mantienen activos en los circuitos musicales magrebíes y europeos.

Comentarios