Senegal vuelve a tener su sitio en Pirineos Sur con la coproducción Good Roots Vibration

El Festival Internacional de las Culturas continua con el proyecto de cooperación internacional que inició el año pasado con el Festival Banlieue Rythme de Guediawaye, de Dakar en Senegal. Este martes pone en escena la coproducción Good Roots Vibration, resultado de la residencia de música que ha tenido lugar en ambos países y en la que han participado el DJ oscense Javimar, el rapero aragonés Sharif Fernández y los músicos senegaleses Edouard Manga, Djamil Thiam, Mami Kanouté y Ombre Zion.

Si el proyecto musical del año pasado se adentraba en los ritmos del hip-hop, principalmente, este año la coproducción de Pirineos Sur y Banlieue Rythme explora la música de raíz española y senegalesa, “fundiendo los ritmos actuales con la música tradicional de ambos países”, señalan desde la organización. Así, en el escenario de Sallent de Gállego se fusionarán los ritmos flamencos, afro, reggae, dub, hip-hop y electrónica, buscando, ante todo, un concierto basado en música bailable.

Los músicos participantes en Good Root Vibrations tienen una gran experiencia en el mundo de la música actual y de la fusión y han sido capaces de crear conjuntamente una propuesta fresca y arriesgada, con la que buscan traspasar todas las fronteras, mediante la emoción y las buenas vibraciones –de ahí el título del proyecto, Good Root Vibrations,- mostrando la diversidad musical existente.

El proyecto de cooperación de Pirineos Sur en Senegal comenzó el año pasado, siendo “La Mirada del otro” el “buque insignia” de la pasada edición. Este año, los buenos resultados alcanzados en 2008 y el interés mostrado por los participantes han motivado la continuación del proyecto, demostrando, además, el compromiso que la Diputación Provincial de Huesca -que junto con la Asociación Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, impulsan este programa-, mantiene con los países más necesitados.

En la actual edición se ha articulado en tres secciones: un curso de formación para la gestión y planificación de festivales, celebrado el pasado mes de marzo en Senegal; un apartado más técnico centrado en la producción y realizado a principios del pasado mayo en el país africano (además durante la primera semana del Festival oscense un técnico senegalés participó en el montaje de Pirineos Sur) y una residencia musical que ha llevado a que los músicos convivan y trabajen en Dakar y en Aragón.

La primera parte de esa convivencia se realizó entre el 25 de abril y el 4 de mayo en Dakar y los primeros resultados se pusieron sobre el escenario del Balieue Rythme de Dakar el pasado 3 de mayo. Durante dos meses los músicos han trabajado cada uno en su país, empleando como vía de comunicación Internet, y desde el pasado 16 de julio se han vuelto a reunir en Pirineos Sur para preparar el concierto de este martes día 21 de julio.

Comentarios