La crisis incrementa las bajas de autónomos un 53%

En los seis primeros meses del año, 320.553 autónomos se dieron de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en España, lo que supone un aumento del 53,3% en comparación a idéntico periodo de 2007, año en el que España aún no había notado los efectos de la crisis económica, y en el que fueron 209.145 los autónomos que decidieron darse de baja como trabajadores por cuenta propia, según se desprende de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos.

En relación a las altas, y teniendo como referencia a 2007, el número de altas registradas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en el primer semestre del año (236.186) se redujo un 19%, cifras que ponen de manifiesto como el colectivo de autónomos es uno de los más afectados por la crisis económica.

La diferencia entre las altas (236.186) y las bajas (320.553) producidas durante 2009 dan como resultado los 84.367 afiliados menos al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos registrados durante el primer semestre del año. Hay que puntualizar que las bajas en el Régimen pueden ser a consecuencia de varios factores como el cese de actividad, la jubilación, incapacidad o cambio de actividad, aunque no deja de ser llamativo la abismal diferencia de las bajas registradas en el primer semestre de 2007 y las registradas en el primer semestre de 2009.

Por sectores de actividad, el sector de la construcción ha sido el más afectado en cuanto a la pérdida de trabajadores autónomos, al acaparar el 54% de las bajas de autónomos. Seguido del comercio, el 28%, El sector transporte acaparó en 5% de las bajas de autónomos, similar porcentaje al de la industria (5%). La hostelería, por su parte, concentró el 2% de las bajas desde el inicio de la crisis.

2008: el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos empieza a notar los efectos de la crisis

El informe elaborado por ATA pone de manifiesto como durante 2008 el RETA ya empezó a notar los efectos de la crisis, que se han visto agravados en el primer semestre de 2009. Mientras el número de altas de autónomos registradas en el primer semestre del año descendió un 17,1% en comparación a 2008 (236.186 altas de autónomos en 2009, 284.935 en 2008), el número de bajas creció un 19% (320.553 bajas de autónomos en 2009, 282.940 en 2008).

“La situación de crisis económica y recesión que esté sufriendo España está suponiendo un auténtico “via crucis” para los autónomos – afirma Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA –. Posiblemente, hayamos llegado ya a la séptima estación, pero aún nos quedan otras siete que seguro van a ser mucho más duras y duraderas”.

“Los datos del informe de ATA muestran de una forma clara cómo en estos momentos no se dan las condiciones para que se produzcan nuevas altas de emprendedores, pero sí para que sigan aumentando las bajas. Por ello – apunta el Presidente de ATA – se hace necesario poner una autopista en materia de financiación y protección social para que empiecen a surgir emprendedores y volvamos a poner en marcha el engranaje de nuestra economía”.

Comentarios