Pedro Coduras afirma que "el reto es la integración y convivencia con los nuevos aragoneses"

Así lo afirmaba el director general de inmigración y cooperación al desarrollo del Gobierno de Aragón, Pedro Coduras, en la jornada inaugural del curso de verano, “Integración y transculturalidad: retos de una sociedad plural”, que se desarrolla hasta el jueves en la UNED de Barbastro, organizado por Universidad San Jorge en colaboración con el ayuntamiento de Barbastro. Coduras destacaba que el “reto del Gobierno de Aragón es la integración y la convivencia intercultural”.

En el curso participan veinticinco alumnos universitarios y veinticinco representantes de los colectivos inmigrantes que convivirán para conocer la situación multicultural actual. “Políticas de inmigración e integración”, “la prensa como medio de integración”, “Políticas de integración en Barbastro”, “Nuevos retos, nuevas sociedades: la mediación cultural” y “centro de estudios y recursos de la memoria de los migrantes de Aragón”, son algunos de los temas que se van a tratar en el curso dirigido por Cayetano Fernández y Miguel Ángel Motis. Amaya Gil, rectora en funciones de la Universidad San Jorge, señalaba que “el Instituto Humanismo y Sociedad de la Universidad desarrolla un título propio orientado a la sensibilización de los jóvenes estudiantes hacia estos temas”.

Esta actividad responde a la preocupación por este asunto en Barbastro que en un futuro no muy lejano y en convenio con el Gobierno de Aragón, ubicará su Centro de Migraciones en el edificio del “Moliné”, según explicaba el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela.

Por las mañanas, diferentes instituciones que trabajan con los colectivos día a día impartirán charlas sobre su experiencia y, por las tardes, se intentará dejar de lado los tópicos sobre el tema de la inmigración haciendo participes a los distintos grupos en diversos talleres. Esta tarea la facilitará la variedad de colectivos, unos 20, a los que se les “dará voz” para conocer de primera mano sus pensamientos y orientarlos en su nueva sociedad.

Desde la Universidad de San Jorge agradecen la disposición y buena acogida del ayuntamiento de Barbastro y destacan la tradicional hospitalidad de la localidad, caracterizada por haber sido siempre un “crisol de culturas” y añade que también les llamó la atención la eficiente intervención de toda la sociedad civil y todas las administraciones y consideran que es una actitud modélica que debería exportarse a mayores niveles territoriales.

Comentarios