¿Con quién jugamos?

Luis Abadías

La Federación Española de Baloncesto se ha visto contra las cuerdas por sus errores. A día de hoy todo el mundo está pendiente que pasa con sus ligas profesionales de LEB Oro y LEB Plata que no tienen equipos suficientes para configurar la competición y sus calendarios. Es triste, pero es así, que un país como España donde el basket está alcanzando destacados éxitos con su selección esté atravesando por esta situación en sus ligas.

Nadie entiende tanto canon y aval que está ‘estrangulando’ la economía de los equipos antes de iniciar la liga e impidiendo que muchos de ellos salgan en competición. En lugar de tanto pedir, habría que dar algo como sucede con el fútbol que los clubes reciben y así pueden hacer frente a unas temporadas que cada vez se vuelven más complejas por la falta de patrocinadores y apoyos.

Los responsables federativos deberían darse cuenta que esto se hunde y que la ilusión de muchos se va desvaneciendo por la cabezonería de otros. Particularmente uno piensa que lo que están haciendo es el ridículo porque el baloncesto pierde toda su credibilidad.

En esta fecha, los que han podido cumplir como el caso del Peñas, se preguntan ¿con quién jugamos?, mientras que otras ligas ya tienen todo preparado y dispuesto y a los aficionados ilusionados como sucede con el fútbol o el balonmano.

Lo de Gasol y compañía está muy bien y el Mundial 2014 también, pero con esta situación la Federación Española se está dejando morir el baloncesto en nuestro país en muchas ciudades y luego vendrán los arrepentimientos, pero por el momento es más bonito salir en las fotos.

Comentarios