La ocupación hotelera en la Jacetania ronda el 50%

mesas, restaurante , Monzón , hotel Concilium

La Asociación Turística del Valle del Aragón, tras las consultas realizadas a los establecimientos del sector hotelero, ha indicado que estos se encuentran en este mes de julio con una ocupación media del 49.3%, oscilando según los establecimientos entre un 20% de ocupación y un 60%.

Por segmentos o categorías podemos cifrar un volumen ocupacional previsto en el 10% en hoteles y apartamentos turísticos en las estaciones de montaña del Valle. 38% de ocupación de media total para hoteles de tres estrellas en Valle y Jaca. Y 60% para hoteles de cuatro estrellas en Jaca. En el 49.3% se sitúa la ocupación media total acumulada a fecha de hoy. El muestreo se realiza a diez días de inicio del mes de agosto y en el marco de una temporada de verano hasta la fecha bastante “floja” en ocupaciones, según ha indicado Angel Bandrés, gerente de la Asociación Turística del Valle del Aragón.

La diferencia de ocupación, “es debida a factores de reservas de última hora, las nuevas tendencias del mercado y también a que muchos de los visitantes escogen otras modalidades de turismo, lo que implica un cambio en la demanda de modalidad de alojamiento”. También la crisis económica se está notando en la ocupación hotelera.

Las reservas hace unos años se realizaban con 72 días de antelación, ahora se realizan con 35 días o incluso menos. El consumidor se ha acostumbrado, por disponer en los últimos años de mayor y mejor información, a definir sus vacaciones en función de unos parámetros que vienen sistemáticamente reflejados en clave de oferta –precio, sin tener en cuenta que un buen producto está fundamentado en múltiples factores, también en el factor calidad.

No obstante, desde la ATVA se espera que “la mejora de el oferta de productos turísticos en destino Valle del Aragón (reciente apertura del Ecoparque en Villanúa y del Centro de Interpretación de la Cueva de las Güixas), la creciente demanda para la práctica del golf, el turismo de bienestar, unido a otras modalidades como el turismo cultural del Camino de Santiago, Monasterio de San Juan de la Peña o el de naturaleza contribuyan positivamente para que las cifras finales lleguen a ser al menos “suficientes”.

Comentarios