Cartas al Director: Fiestas de Sabiñánigo (1979-2009)

José Antonio Ferrer Arbués

El 3 de abril de 1979, volvía a haber elecciones democráticas municipales en Sabiñánigo. Antonio Ferrer Piedrafita, en su saluda como alcalde, nos escribía de los múltiples problemas que tenía la ciudad: polideportivos, casa de la cultura, depósitos de agua… y también de la falta de médicos. ¿Les suena este problema ahora? Había saludas en aragonés (“Samianigo y Santiago unas reyalidaz por encima de…”) y el pregón era a cargo de Mª Teresa Sesé Monclús.

¿Cómo eran las fiestas hace treinta años? En la plaza de toros: novilladas, becerradas, espectáculo cómico taurino y barra aragonesa. En deportes: XI Clásica Zaragoza-Sabiñánigo y Ginkhana infantil de ciclismo, Mini maratón popular mixto, Trofeo de fútbol sala con el Real Zaragoza, Trofeo balonmano, IV Moto-Cross… En música orquestas: Marabú, Serrablo, Venus, Zaragón, Los Clan y Alcatraz y las actuaciones de Miguel Gallardo, María Cimarro y Ángela Carrasco. Y también Diada floreada, Misa baturra, Majorettes de Tarbes y Flour de Rose, Concurso de Disfraces…

Han pasado cinco alcaldes y nueve concejales de festejos, algunos con más interés que otros, así como muchos ciudadanos participantes y colaboradores en la Comisión, Patronato, Consejo Sectorial, o como lo quieran llamar. Gracias a todos por su tiempo, interés y participación con sus aciertos. Sí, aciertos porque son voluntarios. También a los empresarios que siguen financiando las fiestas, -por cierto algunos han desaparecido-. Y para todos los que siguen colaborando: ¡sin reblar, hasta el final!

Hay que hacer autocrítica. Las fiestas son de todos, pero llevamos bastantes años que poca gente está satisfecha. Los mayores han visto y conocido otras fiestas. Los más jóvenes continuamente oyen de sus padres que las fiestas de Sabi eran famosas en la provincia de Huesca.

Hay mucha competencia en el mes de julio: PIR, Festivales de Aínsa, Prelaurentis de Huesca y Pirineos Sur… Propongo, que se estudien y se debatan, algunas sugerencias para nuestras fiestas y ver si se pueden llevar a término.

En primer lugar, necesitamos un recinto ferial donde tengan espacio la plaza de toros, los feriantes, interpeñas y el pabellón municipal. Recuperar los encierros, ya qué Sabiñánigo puede presumir de haber tenido encierros. Ahora que tenemos por fin fechas fijas, por qué no comenzar las fiestas el día 24 con el chupinazo a las 12 horas. De esta manera, previamente, desayunaríamos en la calle todos los ciudadanos, huevos con jamón y vino aragonés. Felicidades para todos los que llevan el nombre de Santiago. Yes, we can!

Comentarios