Jaca se prepara para celebrar la 45 edición de su Festival folklórico

La 45 edición del Festival folklórico de los Pirineos se inaugurará el próximo martes 28 con un gran desfile por el centro de la ciudad. Daghestan, Kyrzghistan, Serbia y Venezuela acuden por primera vez al Festival jaqués, que este año recibirá a 24 grupos de 16 países.

Más de 1.000 participantes se reunirán durante una semana en la cita folklórica más importante del país y una de las más prestigiosas del mundo. Este año destaca la presencia por primera vez de Venezuela, Serbia, Daghestan y Kyrghiztasn, que se suman a la larga lista de países (cerca de 150), que han pasado por Jaca a lo largo de la historia del Festival. Junto a ellos estarán Estados Unidos, Irlanda, Costa Rica, Ecuador, México, Benin, República de Mari El, Kenya, Rusia, Argelia, Francia y España. Según Juan Manuel Ramón, concejal delegado del Festival, “las cifras que manejamos no tienen comparación en ninguna otra organización. Sin duda, somos uno de los 5 mejores festivales folclóricos del mundo”.

El Festival mueve más de 300 voluntarios y necesita de una sólida estructura logística para atender todas las necesidades de los participantes. En este sentido, el concejal delegado del Festival reconoce que “cada año las complicaciones son mayores y esta edición con la crisis general que atraviesa todo el mundo ha descendido en un 30% el número de grupos que giran por Europa. Esto nos ha obligado a realizar grandes esfuerzos para cerrar una programación a la altura de lo que exige nuestra historia”. A este respecto, el Alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, ha señalado que el Festival de Jaca “tiene la virtud de seguir recogiendo los frutos de la tradición pero al mismo tiempo siempre innova y se moderniza. En un mundo globalizado como el que tenemos, el Festival mantiene los valores que las sociedades tradicionales reivindican”.

En esa constante voluntad renovadora, este año el certamen jaqués presenta novedades: la más importante de ellas es la supresión de la tradicional ceremonia inaugural y su sustitución por un multitudinario pasacalles nocturno de todos los grupos participantes por el casco antiguo de Jaca. Igualmente hay que destacar las primeras Jornadas Gastronómicas, en las que varios restaurantes de la ciudad ofrecerán durante la semana del Festival menús, tapas y platos típicos de algunos de los países que acuden a Jaca.

La otra actividad paralela que ofrece el Festival es el programa de exposiciones. Concha Jiménez, coordinadora de las mismas, ha señalado que “las propuestas expositivas llegan para sumar nuevos atractivos a la formidable oferta del Festival”. Nuevamente la Asociación de Artesanos de Aragón mostrará una exposición, en este caso de alabastro, en el Palacio de Congresos. Se repite la de los trajes de los grupos participantes y se incorporan dos exposiciones de fotografía; una de rincones de la comarca de la Jacetania y otra perteneciente a las imágenes que resultaron ganadoras del Concurso fotográfico organizado por el Centro de Iniciativa y Turismo de Jaca entre 1977 y 1991. Igualmente se ha incorporado una exposición retrospectiva de los viajeros románticos del Pirineo y otras sobre poesía y música española.

Una de las citas más destacadas de esta edición será nuevamente el ciclo “Lunas del Mundo”, una propuesta fresca e innovadora que busca mostrar la versión más contemporánea de la música folk. En ella participan algunos de los grupos del Festival pero con un repertorio adaptado a un público más joven; formaciones pertenecientes al programa DIVERSONS de La Caixa, y una estrella del panorama internacional. En este caso se ha elegido al acordeonista vasco Kepa Junkera, que presentará el 1 de agosto en Jaca su último y aclamado trabajo, “Etxea”.

Las fechas del Festival son también una novedad. Por primera vez en su historia el certamen se desarrolla fundamentalmente durante el mes de julio. Ésta ha sido una respuesta de la organización a la propuesta de las asociaciones de comerciantes y empresarios de la localidad, que sugirieron la posibilidad de adelantar lo máximo posible el evento para intentar cubrir una época habitualmente de menos presencia de turistas.

Comentarios