Se espera un intenso fin de semana en las carreteras altoaragonesas

Tráfico, carreteras, coches, atasco, circulación

De nuevo durante estos días la red viaria de Huesca sufrirá un aumento de circulación en diferentes puntos como los accesos al Pirineo por la N-330, en la A-23 entre Huesca y Zaragoza, N-240 entre Huesca y Lérida y la AP-2, principalmente en dirección a las zonas costeras por el sur de la provincia. Por ello, desde la DGT se pide prudencia al volante en un mes de julio en el que ya se han producido tres muertos en la carreteras altoaragonesas.

La cantidad de citas culturales como Pirineos Sur, Castillo de Aínsa, fiesta de la Longaniza en Graus y otros eventos implican un mayor movimiento de vehículos con miles de personas que se desplazarán a diferentes puntos de la provincia para ver estos acontecimientos.

La accidentalidad sigue descendiendo, a pesar de que en julio se han contabilizado ya tres fallecidos en dos accidentes en Peñalba y en Fraga, en éste último con dos muertos. El año pasado en el mismo mes hubo 6 muertos y en el computo general de lo que llevamos de 2009 la cifra de víctimas mortales en la provincia de Huesca se eleva a 17. Entre enero y julio de 2998 la cifra fue de 24.

En la provincia de Huesca se ha llegado al verano con un descenso de la accidentalidad de un 28%. Entre enero y junio, según los datos provisionales facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico, se registraron 212 accidentes con víctimas con 14 muertos y 300 heridos. En el mismo periodo del año 2008 hubo 293 accidentes con 18 fallecidos y 414 heridos por lo que hay un descenso del 22% en muertos y del 28% en heridos.

Se confía que se mantenga esta tendencia en el verano y en lo que resta de 2009 en el que la siniestralidad en las carreteras se está reduciendo de forma importante en toda España.

Comentarios