María José Hernández en las "Noches en la Mayor" de Monzón

La cantautora zaragozana María José Hernández regresa a Monzón tras participar en los “Festivales del Ebro 2009” de Zaragoza. La cita musical será el jueves 30 de Julio a las 10.30 de la noche en la Plaza Mayor. La actuación se incluye dentro del ciclo montisonense “Noches en la Mayor.

Será una velada entre canciones, como un reencuentro entre viejos amigos, con la voz y la palabra como protagonistas.

Además de interpretar sus propias canciones, la artista toma prestadas en su espectáculo, joyas de autores a los que ella admira como Serrat, Jorge Drexler o la Ronda de Boltaña, e incluso se atreve con temas rescatados de principios del siglo XX que en su voz adquieren nuevos matices.

Son canciones para recordar, descubrir y sobre todo para emocionar.

Desde que siendo todavía una adolescente, María José Hernández sorprendiera a público y crítica en el II Encuentro Nacional de Canción de Autor en Jaén, la artista ha publicado tres discos propios; “La Línea del Cielo”, “El Mar del Deseo” y “Círculos Concéntricos”, ha colaborado en numerosos trabajos discográficos y ha publicado en distintos recopilatorios.

María José Hernández todavía cree en las canciones como una pequeña ráfaga de tres minutos capaz de quedar atrapada en nuestra memoria y conectar con la poesía que todos atesoramos en nuestro interior de una forma directa y sin artificios, más allá de modas y reivindicaciones pasajeras.

En “Círculos concéntricos”, su último trabajo, sostiene que todo es circular y es concéntrico. De lo íntimo a lo universal, de lo cotidiano a lo cósmico, todo se deja envolver por el pulso cíclico de la vida. También las canciones, como pequeños satélites girando en torno a las ideas, los sentimientos o el pálpito de quien las escribe, dispuestas a adentrarse en el universo de quien las escucha para trazar nuevas órbitas. Con él sorprende y ofrece 12 canciones rotundas, sinceras y emocionantes; canciones en estado puro, sin colorantes ni edulcorantes artificiales, un sólido tejido de guitarras acústicas, piano y percusiones y una forma de cantar que no deja lugar a la indiferencia.

Un disco producido por María José Hernández y coproducido por Gonzalo Lasheras.

Comentarios