Medio millón de euros para fomentar la actividad económica en 17 municipios del Altoaragón

La Diputación de Huesca, a través de su Comisión de Iniciativas Locales, ha dado el visto bueno a la concesión de 500.000 euros en ayudas a 17 localidades de la provincia para que desarrollen proyectos innovadores y que fomenten la actividad económica en el ámbito municipal o comarcal en el que se implanten.

Bárcabo, San Miguel de Cinca, Bierge, Abizanda, San Juan de Plan, Canfranc, Colungo, San Esteban de Litera, Lascellas-Ponzano, La Puebla de Castro, Loporzano, Santa María de Dulcis, Lascuarre, Secastilla y Peralta de Alcolea son los municipios a los que este año llegarán las ayudas, junto a las comarcas de Somontano de Barbastro y la Ribagorza. Entre los propuestas destaca la construcción de un albergue juvenil, un centro de teleoperadores, la rehabilitación de una central hidroeléctrica, la dotación de embarcadero y zona deportiva al embalse de El Grado o la creación de un Centro de interpretación e investigación del hombre y la montaña.

El presidente de la Comisión, José Torralba, ha apuntado que “todas las iniciativas seleccionadas destacan por su innovación e interés para las localidades en las que se llevarán a cabo”. Torralba ha explicado que “el objetivo de este programa es conseguir que las localidades más pequeñas tengan un crecimiento económico a través de sus propios recursos”.

La Diputación de Huesca impulsó en el año 2000 este tipo de ayudas y cada año se ha ido incrementando el número de solicitudes recibidas para optar a esta convocatoria. Desde entonces se han destinado cerca de 6 millones de euros a más de 150 proyectos en todo el Alto Aragón. “Se trata de una iniciativa que tiene una gran aceptación por parte de los municipios”, ha apuntado Torralba.

Las propuestas más novedosas

Entre los proyectos aprobados en la convocatoria de subvenciones de este año figuran algunas propuestas que destacan por su novedad en el territorio, es el caso del proyecto del Ayuntamiento de Canfranc, que recibirá una ayuda para equipar y acondicionar el Centro de Interpretación e Investigación del Hombre y la Montaña, un espacio que servirá de lugar de reunión de técnicos, como uso turístico y recreativo para los visitantes y como centro de enseñanza de la montaña donde se realizarán programas formativos. Por su parte, el Ayuntamiento de Abizanda también presenta una iniciativa interesante, dotar al embalse de El Grado de un embarcadero y de equipamiento náutico para favorecer la práctica deportiva.

En el Ayuntamiento de San Miguel de Cinca han pedido la subvención para la construcción de un Albergue Juvenil en la localidad de Santalecina, que contará con quince plazas, una sala con acceso a Internet y equipos informáticos, y un espacio destinado a exposiciones.

En su mayoría, las actuaciones que recibirán subvención permiten el aprovechamiento de recursos del territorio y la creación de empleo en la zona. En Secastilla, por ejemplo, terminarán el espacio destinado a la elaboración artesanal de conservas de caza, mientras que en La Puebla de Castro se van a centran en crear empleo a través de la construcción de un centro de teleoperadores. Santa María de Dulcis ha solicitado la ayuda para la construcción de un espacio polivalente donde se den cabida distintas actividades: envasado de aceite, elaboración y manipulación de productos vegetales, producción de jabón y lugar para impartir cursos y programas de desarrollo rural.

La lista de proyectos se completa como el acondicionamiento de centros de interpretación en Bárcabo, Arén y en el municipio de Lascellas-Ponzano, la ampliación de otro espacio en San Juan de Plan para la elaboración de productos artesanos, la rehabilitación de la fábrica de aceite en Peralta de Alcolea y la de los molinos de Lascuarre y Loporzano y la reforma de las instalaciones de la Central “Salto de Bierge”, entre otros.

Comentarios