Ángel Ros pide una "solución política" para el litigio del arte

Museo Diocesáno Lérida

El alcalde de Lérida, Ángel Ros, se ha manifestado partidario de alcanzar un “pacto político” con Aragón para solventar el litigio de las obras de arte originarias de la franja. Ros ha propugnado que la solución al problema consiste en alcanzar “un vía política pactada”, ya que “si los museos de ciudades tan alejadas culturalmente como París, San Petersburgo o Londres son capaces de intercambiar obras de arte y de compartir, por qué no tenemos que ser capaces de hacerlo con Barbastro”.

Ángel Ros se ha referido a que esta vía “negociada, política, con un acuerdo entre instituciones”, ya estuvo “a punto” de materializarse con la ex consejera de Cultura de la Generalitat, Caterina Mieras. Ros ha asegurado que, desde su punto de vista, “es evidente que no hay una solución judicial puesto que en este litigio intervienen tanto el derecho canónico como el administrativo y civil”.

El alcalde de Lérida ha realizado estas declaraciones el día después de que el Gobierno de Aragón presentase en el juzgado de Lérida un recurso para exigir al Consorcio del Museo la devolución de los bienes. El presidente, Marcelino Iglesias, anunciaba que Aragón presentaba un recurso contencioso administrativo en los juzgados de Lérida contra el Consorcio del Museo Diocesano, en el que argumenta que no hay motivo legal para que no entregue los bienes al Obispo de Lérida, quien a su vez debe entregarlos al Obispo de Barbastro.

El Gobierno de Aragón anunciaba en el mes de febrero que iniciaría acciones judiciales por la vía penal contra los que impidan el retorno de los bienes. El Gobierno de Aragón manifestaba que había decidido iniciar acciones penales contra aquellas personas e instituciones que forman parte del Consorcio del Museo Diocesano de Lérida por obstaculización a la justicia, prevaricación y apropiación indebida, al mismo tiempo que reiteraba su confianza en el Estado de Derecho y en el cumplimiento del ordenamiento jurídico, y reclamaba una vez más la inmediata devolución de las piezas propiedad del Obispado de Barbastro-Monzón, tal y como exigen las sentencias vaticanas.

Comentarios