Las matriculaciones de vehículos en Huesca caen un 1,5% en julio

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron una caída del 1,5% en la provincia de Huesca en julio, hasta situarse en 452 vehículos vendidos al cierre del pasado mes, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). Este descenso de las matriculaciones es inferior a la caída del 10,9% experimentada en el mercado español, en el que se contabilizaron un total de 108.222 vehículos matriculados.

Este descenso de las compras de vehículos en Huesca se debió, principalmente, a la caída de las ventas de turismos, que disminuyeron un 2,4%, hasta situarse en 405 unidades vendidas. Por su parte, las adquisiciones de todoterrenos subieron un 6,8%, con 47 matriculaciones.

Por provincias, Huesca concentró el 17,6% de las ventas registradas en la región, por detrás de Zaragoza, que, con 1.874 unidades comercializadas, experimentó un aumento del 7,3% durante el pasado mes. La provincia turolense, por su parte, registró 231 vehículos vendidos, un 58,4% menos.

Las ventas de coches a particulares, las que hacen directamente los concesionarios, continuaron el pasado mes de julio la misma tendencia positiva de junio. Así, según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (FACONAUTO) proporcionados por MSI, las matriculaciones en este canal registraron un crecimiento del 18,6% el pasado mes, con 343 unidades vendidas, frente a las 289 de julio del año pasado.

A pesar de este buen dato, el mercado total (la suma de particulares, empresas y alquiladores) en la provincia cayó en julio un 0,4%, debido al mal comportamiento del canal de empresas y del alquiladores, que cayeron un 30% y un 100%, respectivamente. De esta manera, el mes pasado se vendieron en Huesca 457 coches, mientras que hace un año se alcanzaron los 459.

Para la patronal de los concesionarios, sin embargo, el verdadero indicador de cómo está el mercado corresponde al canal de particulares, ya que está reflejando la demanda real de los compradores. Los “rent a car” responden a intereses de empresas alquiladoras, que hacen operaciones de “buy-back” que dan como resultado coches seminuevos que, muchas veces, se venden incluso fuera de España. El canal de empresas, por su parte, sigue cayendo porque las marcas ya no están en disposición de presionar a los concesionarios para hacer automátriculas, tal y como sucedía hace unos meses.

Según FACONAUTO, el Plan 2000E ha conseguido revertir la situación del sector y está teniendo un balance claramente positivo. “Como ya anunciamos, el plan de ayudas no sólo está logrando impulsar las ventas, sino que además está dando unos ingresos al Estado con los que antes no contaba y está ayudando a renovar nuestro parque y a reducir el nivel de emisiones de los coches que compramos”, comentó Antonio Romero-Haupold, presidente de FACONAUTO.

Comentarios