Historia de la feria taurina de Huesca

Festival taurino a beneficio de la Cruz Blanca

La empresa Torosanda ha elaborado para este 2009 unos carteles donde no faltarán figuras como El Fandi, Castella, El Cid, Manzanares o Miguel Ángel Perera, que ha sido el triunfador de los dos últimos años. Ponce, Padilla y El Cordobés también tienen su tirón entre los aficionados oscenses. La presencia del oscense Diego Luna será un aliciente para los espectadores que se espera disfruten de una buena feria. No hay que olvidar la corrida de rejones con el número uno, Pablo Hermoso de Mendoza, que vuelve a Huesca.

La feria 2009 cierra un nuevo ciclo. Tras los 27 años de Justo Ojeda, el Ayuntamiento decidió hace cuatro años otorgar la concesión a la empresa Torosanda. Durante este ciclo se han producido todo tipo de valoraciones. Las más polémicas surgieron el año pasado con las críticas de algunos colectivos relacionados con el sector taurino que reclamaron a la empresa mejores toros.

El Ayuntamiento de Huesca tendrá que abrir un nuevo concurso para la adjudicación de la Plaza de Toros de Huesca para los próximos años.

CORRIDAS

Domingo día 9: Toros de Gerardo Ortega para El Fandi, Castella y Talavante

Lunes día 10: Toros de Adolfo Martín para Padilla, Millán y Sánchez Vara

Martes día 11: Toros de Los Recitales para Ponce, Perera y Diego Luna

Miércoles día 12: Toros de Luis Algarra para El Cordobés, El Cid y Manzanares

Jueves día 13: Toros de Castiblanco para Fermín Bohórquez, Hermoso de Mendoza y Diego Ventura

LA HISTORIA

Huesca ha sido, y sigue siendo, una ciudad con hondas raíces taurinas. Ya el 15 de enero de 1658 se celebraron festejos taurinos para celebrar el nacimiento del príncipe Felipe Próspero, hijo del rey Felipe IV, en un paraje de forma rectangular denominado “Campo del Toro”, en el barrio de Tenerías.

La primera plaza según la web municipal de obra que se construyó en Huesca fue inaugurada el 10 de agosto de 1850 y se erigió sobre el solar, y con los materiales de derribo, de la iglesia de San Juan. Permaneció en funcionamiento hasta que fue derribada el 22 de agosto de 1920.

El actual coso abrió por primera vez sus puertas el 10 de agosto de 1929 (como se verá, la fecha del 10 de agosto, día de San Lorenzo, se repite una y otra vez en todos los acontecimientos taurinos importantes) con una corrida de toros del hierro de “Sánchez Rico” en la que actuaron Antonio Márquez, Manolo Martínez y Félix Rodríguez.

En 1987 la plaza fue totalmente remozada, siendo su aforo actual de unas 7.000 localidades. Dispone de un ruedo de 45 metros de diámetro, cuatro vomitorios y seis escaleras que dan acceso a los tendidos y a la grada superior. Además de la puerta grande tiene siete puertas de acceso para el público. Posee cuatro amplios corrales, con diez chiqueros y desolladero. También dispone de una completa enfermería, capilla y oficinas empresariales.

A lo largo de los años en su albero han tenido lugar cuatro alternativas: la de Jesús Gracia el 10 de agosto de 1953, la de Raúl Zorita el 10 de agosto de 1988, la de Tomás Luna el 10 de agosto de 2001 y la de su hermano Diego el mismo día de 2005. Como hecho curioso merece la pena citar que en el coso de Huesca hizo su último paseíllo en una plaza aragonesa el sin par Manuel Rodríguez, “Manolete”. Lo hizo el 11 de agosto de aquel fatídico 1947, lidiando toros de “Luis Calle”, de procedencia Domecq, acartelado junto a Juanito Belmonte y Paquito Muñoz. Al 5º de la tarde, un toro manso y complicado, “Manolete” le cortó una oreja.

Desde su inauguración en 1929 la plaza de toros oscense ha celebrado, año tras año, su Feria Taurina de San Lorenzo.

Comentarios