Alíns del Monte inaugura su nueva plaza ubicada sobre el antiguo molino de aceite

La nueva cubierta del molino de aceite pasa a ser la plaza de Alíns del Monte con las obras inauguradas por el Presidente de la Diputación de Huesca. Coincidiendo con las fiestas de la localidad, el nuevo espacio público ha acogido la comida popular en la que también han participado la corporación municipal, encabezada por el edil, Joaquín Avellana, y el alcalde pedáneo, Francisco Guaus, y los miembros de la asociación de vecinos de Alíns.

Antonio Cosculluela ha visitado las diferentes actuaciones y servicios que ha puesto en marcha la Diputación Provincial en la localidad y que han convertido en un local social y en la plaza de Alíns una zona en la que antiguamente se ubicaba la herrería, el horno de pan, la escuela y el ayuntamiento. La Diputación Provincial también ha mejorado el entorno del pozo que servía para abastecer al molino de aceite. La inversión de la Diputación en estas obras es de cerca de 70.000 euros.

Más de un centenar de personas han celebrado la llegada de estos nuevos servicios en una localidad en la que residen una decena de vecinos. Antes de la comida popular en la nueva plaza, el Presidente de la Diputación, Antonio Cosculluela, se ha dirigido a los vecinos para explicarles que “la Diputación llega cada año a todas las localidades de la provincia, por pequeñas que sean” en forma de nuevos servicios o mejora de infraestructuras. Cosculluela ha destacado la “ilusión” que generan estas actuaciones en poblaciones como Alíns.

Por su parte, el alcalde del municipio, Joaquín Avellanas, ha hablado de lo que queda por hacer en el entorno. “Terminar de cerrar el espacio en el que se conservan los elementos del antiguo molino y dar una nueva imagen al centro de Alíns”, ha manifestado el edil para lo que ha pedido la “implicación de los vecinos”.

Para dar lugar a la nueva plaza de Alíns, de más de ochenta metros cuadrados, se ha derrumbado el muro de contención existente y sobre tres pilares se ha dispuesto una cubierta transitable desde la que, por unas escaleras, se accede al antiguo molino de aceite, situado justo debajo. En una zona con abundancia de olivos, este molino era el centro neurálgico de la economía de la localidad hasta que en los años sesenta cayó en desuso. En la actualidad, aunque en un estado de deterioro, es uno de los pocos con prensa de palanca que todavía conservan parte de su infraestructura.

Recuperación de ocho almazaras

La actuación inaugurada hoy es uno de los proyectos incluidos en el programa de ayudas para el fomento de la actividad económica en los municipios que desde el año 2000 impulsa el área de Iniciativas Locales de la Diputación de Huesca. Desde entonces se han destinado cerca de 6 millones de euros a más de 150 proyectos en todo el Alto Aragón y para los que se han contado con fondos europeos.

Este programa lo que busca es conseguir que las localidades más pequeñas tengan un crecimiento económico a través de sus propios recursos. Las iniciativas que se ponen en marcha cada año destacan por su innovación e interés para las localidades en las que se llevarán a cabo.

Entre los proyectos acometidos destaca la recuperación de ocho almazaras en otros tantos municipios de la provincia. Así, con el programa de fomento de la actividad económica se ha llevado a cabo la rehabilitación de los molinos de aceite de Bierge y Santa Maria de Dulcis como museo etnológico y espacio didáctico del aceite, respectivamente. Durante los últimos años también se han desarrollado actuaciones de recuperación en las almazaras de Salas Altas, Adahuesca, Lascuarre, Peralta de Calasanz, Colungo y Alquézar.

Comentarios