Placas solares en edificios públicos de Monzón

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Monzón está elaborando un pliego por el cual se sacarán a concurso tejados de edificios municipales de la ciudad de Monzón, sobre los que las empresas concursantes podrán optar a colocar placas solares fotovoltaicas para producción eléctrica

La idea es colocar placas solares en edificios no catalogados por el PGOU y fuera del casco histórico, que sean de titularidad pública, al objeto de generar electricidad. La empresa adjudicataria del concurso, pagaría al Ayuntamiento un alquiler por la explotación en forma de porcentaje de la energía generada y el Ayuntamiento de esta manera colaboraría en la producción de energía limpia sin tener que aportar cantidad alguna de dinero e impulsaría en la zona un sector estratégico de generación de empleo. Otra de las ideas del pliego en el que se está trabajando, es que la empresa adjudicataria del concurso oferte a los ciudadanos y ciudadanas del término municipal, la posibilidad de comprar participaciones a modo de inversión.

En estos momentos, se está cerrando la totalidad de las cubiertas de edificios que formarán parte del concurso y por las fechas en que nos encontramos, el pliego y el concurso podría ester listo para el mes de septiembre.

Miguel Aso, concejal de Medio Ambiente, ha destacado que “es prioridad del equipo de gobierno apostar por la reducción del consumo eléctrico, pero igualmente lo es apostar por la generación de energía eléctrica límpia y no contaminante. Este tipo de instalaciones reune este requisito, por lo que si además el Ayuntamiento obtiene dinero por la venta de la elecricidad que se genere, pues todos salimos ganando. La ciudad, el medio ambiente y la generación de puestos de trabajo en un sector que a corto y medio plazo va a convertirse en importantísimo”. En otro orden de cosas, Miguel Aso ha señalado, “que tenemos algunos estudios preliminares y por ejemplo, la cubierta del pabellón Joaquín Saludas, tendría una potencia nominal de 60Kw, generaría unos ingresos anuales de unos 30.000 euros y un beneficio acumulado de superior a 300.000 euros en los 25 años de vida útil que tendría la instalación. Por otro lado, evitaría la emisión a la atmósfera de más de 1700 toneladas de CO2 y daría electricidad suficiente para abastecer a más de 30 hogares durante los 25 años de vida útil de la instalación”.

Comentarios