II Plan de Restauración para la recuperación de las zonas incendiadas este verano

En esta reunión, se tomarán medidas acerca de la recuperación de las zonas dañadas, así como medidas preventivas. A la reunión estaban convocados 34 alcaldes y 11 presidentes de comarcas de las zonas afectadas por los incendios.

En líneas generales, las actuaciones de este II Plan de Restauración de los Grandes Incendios en Aragón 2009-2013 comprenderán la extracción de la madera quemada para favorecer la regeneración posterior y eliminar el riesgo de enfermedades y plagas; el estudio para determinar las ayudas a  la regeneración natural o la repoblación forestal en función de las características de las zonas quemadas; ayudas a la regeneración mediante la realización de tratamientos selvícolas sobre las parcelas no afectadas; restauración de caminos forestales e infraestructuras de defensa (cortafuegos, puntos de agua, etc.) que hayan resultado dañados y la planificación de nuevas infraestructuras que sean necesarias tanto para los trabajos de restauración como la prevención en el futuro.

Con independencia de la elaboración de este plan para su desarrollo a medio plazo, se abordará un Plan de Choque para acometer algunas de las cuestiones más urgentes que han planteado algunos alcaldes como las referentes a la pérdida de los pastos y el seguimiento de los acuíferos, afecciones que se comunicarán a través de los servicios provinciales de Medio Ambiente, Agricultura y Política Territorial. En ese sentido se creará un grupo de trabajo formado por varios departamentos, entre ellos el de Salud y la CHE, para vigilar la calidad del agua y los acuíferos.

Asimismo, en el encuentro se han planteado por parte de los asistentes algunas medidas a estudiar a futuro para reforzar las infraestructuras de prevención y favorecer la situación de los municipios de cara a nuevos incendios, como la posibilidad de crear perímetros de seguridad en los núcleos de población o fórmulas para trabajar fincas particulares abandonadas que puedan actuar de cortafuego, y en las que ahora crece vegetación, creando así una franja de continuidad para la extensión del fuego.

La elaboración del documento, además de contar con la información remitida por particulares, ayuntamientos, comarcas y otras instituciones, estará abierto a la participación de asociaciones ecologistas, agrarias, ganaderas y otros agentes sociales de las zonas afectadas.

Respecto a las zonas incluidas en la Red Natura 2000, se realizarán las actuaciones necesarias para aunar el mantenimiento y recuperación de los valores y hábitats que motivaron su inclusión, con los de prevención de riesgos erosivos. Así, se realizará un estudio exhaustivo de los hábitats de especies catalogadas y cinegéticas afectados y la incorporación de medidas para su mejora. Según las primeras estimaciones, los incendios han afectado a menos de un 0,5% del conjunto de la Red Natura 2000 en toda la Comunidad.

Comentarios