Descenso del IPC en Huesca de casi el 3% en julio

precios

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, los precios descendieron en Aragón durante el mes de julio en nueve décimas respecto al mes anterior, debido básicamente al inicio de las rebajas de verano. En Huesca el descenso en este mes de julio fue del -2,9%. Con ello la tasa anual de inflación continuó mostrando cifras negativas, alcanzando un -1,9% en julio. También en el conjunto de España los precios disminuyeron en julio nueve décimas para dejar la tasa anual de inflación en el -1,4%.

Cabe recordar que estas tasas negativas de inflación registradas durante los últimos meses están reflejando tanto la atonía de la demanda de los hogares, consecuencia de la crisis económica y el deterioro del empleo, como muy particularmente los efectos de base resultantes de los elevados precios del petróleo y las restantes materias primas durante el mismo período del pasado año 2008.

En la UEM, la tasa de inflación anual también caía en julio hasta alcanzar un -0,6%, cinco décimas por debajo de lo registrado en junio. El Banco Central Europeo sigue esperando que esta situación sea meramente transitoria, y considera que las expectativas de inflación están firmemente ancladas a medio y largo plazo en terreno positivo y compatible con el objetivo de estabilidad de precios, fijado en tasas inferiores aunque cercanas al 2%.

En comparación con el mes anterior, la caída de nueve décimas en los precios se debe casi en exclusiva al inicio de las rebajas de verano, ya que los precios de vestido y calzado caen un 11,8% respecto a junio. También disminuyen, aunque de forma mucho más moderada, los precios del menaje, que anotan un descenso mensual del 1%. En sentido contrario destacan las alzas mensuales de los precios de bebidas alcohólicas y tabaco (4,6%), debido en concreto al tabaco, así como ocio y cultura (0,7%) y vivienda (0,5%).

En términos anuales, la tasa de inflación del -1,9% en julio es resultado de las dos fuerzas aludidas al inicio del texto, es decir, la atonía del consumo y muy especialmente los efectos de base. De los doce grupos de consumo considerados por el INE, en ocho casos las tasas anuales de inflación son negativas en Aragón.

Así, y siguiendo la tendencia observada en meses anteriores, continúa manifestándose el efecto de base con origen en el petróleo y los alimentos, lo que se refleja con nitidez en las tasas anuales de inflación de transporte (-9,2%), alimentos y bebidas no alcohólicas (-3,3%) y vivienda (-1,6%), en este último caso debido a los combustibles para calefacción.

También la debilidad del consumo de los hogares se manifiesta en la evolución anual de los precios de vestido y calzado (-2,0%), que refleja unas rebajas más acentuadas que las del pasado año, así como comunicaciones y medicina (-0,8% en ambos casos), u ocio y cultura (-0,6%).

Hay que destacar que en este mes de julio la variación anual de los precios del grupo de consumo de hoteles, cafés y restaurantes muestra por primera vez en su historia un descenso en Aragón, registrando un -1,1% en tasa anual, lo que probablemente tiene que ver con los precios registrados el año anterior durante el período Expo. Contrasta además este comportamiento con la media nacional, donde los precios de la hostelería han crecido un 1,5%. Además de Aragón, tan sólo Navarra muestra también una caída en estos precios, mientras que en las restantes Comunidades Autónomas se observan subidas anuales de mayor o menor intensidad.

En sentido contrario destacan las subidas anuales de precios de bebidas alcohólicas y tabaco (13,2%), debido al tabaco, así como la enseñanza (4,9%), mientras que el apartado de otros (2,5%) y el de menaje (1,2%) experimentan aumentos anuales de precios más moderados.

La inflación subyacente, aquella que excluye de su cálculo los precios de la energía y alimentos no elaborados, continúa desacelerando en julio en Aragón para situarse en el 0,2% (0,6% en el conjunto de España). Esta fuerte contención en la inflación subyacente estaría reflejando el deterioro de la demanda interna de la economía española, y aunque los riesgos de deflación siguen siendo limitados, podemos destacar que en julio la inflación subyacente es negativa en Canarias (-0,2%) y está cercana a cero en Castilla - La Mancha y Navarra (0,1% en ambos casos) además de Aragón. Las restantes Comunidades Autónomas presentan tasas de inflación subyacente que varían desde el 0,3% de Extremadura hasta el 1,0% de Cataluña.

Comentarios