El agua de consumo en las zonas de los incendios en Teruel cumple los requisitos de calidad

El agua de consumo en las poblaciones de Teruel que han sido afectadas por los recientes incendios cumplen los parámetros de calidad exigidos. Así se desprende del resultado de los análisis de control llevados a cabo por la Dirección General de Salud Pública sobre muestras tomadas el pasado 10 de agosto en diversas localidades. Las pruebas realizadas para comprobar elementos físico/químicos, no arrojan datos diferentes con respecto a analíticas realizadas con anterioridad en estas localidades.

Las inspecciones continuarán en la zona y ya se han programado nuevos análisis de vigilancia con toma de muestras para la determinación de elementos físico/químicos en Alloza, Andorra, Valdetormo, Mazaleón, La Fresneda, Ejulve, La Zoma, Los Olmos y Alcorisa.

En cuanto a los abastecimientos de agua, se han inspeccionado los de las poblaciones de Aliaga, Ejulve, Cedrillas , Corbalán, Alloza, Andorra, Valdeltormo, Los Olmos, Alcorisa, La Zoma, Cañizar del Olivar, Villarluengo, la Cañadilla (barrio de Aliaga), El Pobo, Miravete, Palomar de Arroyos, Castel de Cabra, Mazaleón y La Fresneda. También se han estudiado los abastecimientos de Cuevas Labradas, Peralejos y Tortajada.

Como resultado de estos trabajos se desprende, por un lado que, de las tres captaciones que tiene Alloza, la principal (La Pinella), está quemada, aunque han sido sustituidas las tuberías y el municipio no ha tenido problemas de desabastecimiento ya que existen otras captaciones. Por otra parte, La Cañadilla tiene afectada tanto la captación como el depósito, al igual que sucede en La Zoma, donde se están abasteciendo de agua procedente de la planta embotelladora de Cañizar del Olivar, localidad cuya zona de abastecimiento no ha sido afectada. Por último, en Andorra el incendio llegó hasta las proximidades de la Estación de Tratamiento de Agua Potable, pero las captaciones no se han visto alteradas.

La gestión de abastecimientos es una competencia de los municipios, siendo responsabilidad del Departamento de Salud y Consumo la labor de supervisión de que se garantiza la calidad de esas aguas. Las medidas de control previstas se mantendrán durante los próximos meses.

Comentarios