La caída de los precios “agrava la recesión y repercute en el empleo”, según CCOO Aragón

Según los registros del INE, los precios bajaron en Aragón durante el mes de julio en un -0,9%, idéntico descenso que en el resto del Estado. Para CCOO Aragón, el origen de esta fuerte caída en los precios en el último año se debe a la recesión económica y al fuerte descenso de los precios energéticos. Esto se produce, apuntan, “en un año los productos energéticos han disminuido un 15,9% y los carburantes y combustibles lo han hecho en un 22,5%, de ahí que el sector que más esta contribuyendo al descenso del IPC sea el del transporte con una reducción de sus precios del 9,2% en los últimos doce meses”.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta alimentos no elaborados ni productos energéticos, se sitúa en el 0,6% y la inflación sin productos energéticos en el 0,3%, lo que muestra el peso que tienen estos bienes en el IPC, según Comisiones Obreras de Aragón.

El Gabinete Técnico del sindicato subraya que “el fuerte incremento del paro, la contracción del consumo y su consecuente impacto en los precios no hace otra cosa que poner de manifiesto el carácter estructural de una crisis económica que se traduce en la actual recesión. Un escenario en donde comienza a verse con toda crudeza las intenciones de muchos empresarios de aprovechar estas circunstancias para realizar reajustes de plantilla y despidos encubiertos durante la vigencia de Expedientes de Regulación de Empleo de suspensiones.

Así, observamos con indignación cómo los mismos empresarios que en plena época de bonanza se negaban a introducir cláusulas de revisión salarial en base a la tasa de inflación anual, actualmente defienden su aplicación, puesto que ésta registra niveles por debajo del objetivo de inflación del Gobierno del 2%. Ahora, estos mismos empresarios han comenzado a desconocer ese parámetro de actualización básica del 2%, que nunca antes cuestionaron”.

El descenso del consumo que refleja el IPC refleja, en opinión de la central, las dificultades de las personas para mantener el poder adquisitivo, en especial de las personas desempleadas y las que tienen rentas bajas, por lo que en opinión de CCOO Aragón es necesario que el Gobierno ponga en marcha medidas urgentes para reactivar la economía, facilitar el crédito a las empresas y garantizar el poder adquisitivo de las personas.

En este sentido y frente a la actitud de la patronal que está bloqueando la negociación de multitud de convenios de 2009, CCOO plantea que se incrementen los salarios más bajos por encima de la previsión de inflación del BCE (2%), para garantizar la capacidad de compra y consumo de las familias, así como que se refuerce la protección social de las personas en paro y sobre todo las que no cobran prestación.

Comentarios