La construcción de las rotondas de Monzón, por el momento, paralizadas

La empresa constructora comunicaba al Ayuntamiento de Monzón que a comienzos de mes se daría comienzo a la construcción de las glorietas que ordenarán el tráfico en la Avenida de Lérida, antigua travesía de la N-240 pero a día de hoy las obras no se han iniciado y se espera que Fomento autorice la eliminación de una de las cuatro previstas para que se puedan comenzar con los trabajos de manera oficial

El alcalde, Fernando Heras, informaba en su día de que las obras que el Ayuntamiento quiere eliminar representan para el Ministerio un ahorro del 40 por ciento de la inversión prevista (la glorieta, los brazos de enlace con las del Conservatorio y la de la plaza de María Moliner y los correspondientes ornatos), y que su intención inmediata es solicitar a Fomento que destine ese dinero al bulevar.

El proyecto, de cuyo coste se hace cargo el Ministerio de Fomento, consistía inicialmente en la construcción de cuatro glorietas en la carretera N-240 a su paso por Monzón, entre los kilómetros 142.800 y 143.700, es decir, en la avenida de Lérida y la plaza Aragón. El presupuesto base era de 1.081.320 euros (IVA excluido) y el plazo de ejecución 12 meses. El Ayuntamiento aprobaba la propuesta de modificación del proyecto solicitando que no se construyera la segunda glorieta de la plaza Aragón, es decir, la prevista a la altura del Puente Viejo y las calles Paúles y Calvario. Así, se mantendrían la del encuentro del paseo Juan de Lanuza y la carretera de Fonz (junto al Conservatorio), la de la plaza María Moliner y la de la encrucijada de las calles Cabañera, Molino de Pena, Tamarite y Santa Bárbara.

Comentarios