Recorrido por el Bolero en Aragón, tema central de la actuación del Grupo Folclórico San Lorenzo

La penúltima de las actuaciones folclóricas en el parque Miguel Servet, corría a cargo ayer del Grupo Folclórico San Lorenzo. Un año más, sorprendiendo gratamente a todos los espectadores, por la novedad de su puesta en escena. En esta ocasión, cambiaron la perspectiva de su actuación, centrándose en el Bolero, y llevando a su vez una evolución en el tiempo.

En Aragón, el bolero es una de las danzas consideradas de ceremonia, por las ocasiones en que se bailaba y los trajes utilizados para hacerlo. En Aragón presenta una gran variedad y riqueza, y una muestra de ello son los instrumentos que pueden llegar a interpretarlo. La velada folclórica comenzó con el Bolero de Sallent de Gállego, uno de los más regios y elegantes. Le siguió el Bolero de Tauste, que se baila en el día de la Virgen de Sancho Abarca, en abril. No podía faltar el Bolero de Caspe. En el Bajo Aragón, a los boleros se les llama polinarios. También de Teruel se bailó el Bolero de Alcañiz.

De reciente creación, y en honor a Lanaja, con letra de Ángel Jiménez, música de Javier Badules y baile de Jairo Périz, se puso en escena el Bolero Najino. Y para finalizar los boleros, lo hicieron con uno muy especial. El Bolero de Albalate, en el que han introducido la percusión y la guitarra eléctrica. Se trataba de un homenaje a su amigo y maestro Jesús García Omella.

Los músicos interpretaron “Un dya en Huesca” de Miguel Da Silva, Mikelo. La rondalla estuvo acompañada durante toda la actuación por una batería, una guitarra eléctrica, un violín y una viola.

Dentro del canto, se interpretaron estilos individuales con letras alusivas a San Lorenzo y a las fiestas con estilos populares. Como broche final, el Grupo se despidió con la Jota de San Lorenzo que, como ya es tradicional, llevaron al parque vestidos de blanco y verde.

Comentarios