La situación de Afganistán centrará el XVII Curso Internacional de Defensa de Jaca

El XVII Curso Internacional de Defensa de Jaca, organizado por la Academia General Militar y la Universidad de Zaragoza, va a centrar su mirada en el “laberinto afgano” durante las ponencias y debates que se van a desarrollar del 21 al 25 de septiembre. A punto de celebrarse las elecciones nacionales el próximo 20 de agosto son muchos los interrogantes que afectan a este territorio, considerado como una de las zonas más problemáticas del planeta y de cuya estabilidad depende la libertad y seguridad mundial.

Garantizar la seguridad y la estabilidad en la zona es, por lo tanto, un objetivo estratégico que va a ser analizado durante el Curso desde distintos puntos de vista. Para abordar la realidad de Afganistán tendrán lugar debates de mucha actualidad, dándose una gran importancia al aspecto cultural, pues sólo desde el conocimiento de su cultura y de su forma de entender y ver el mundo seremos capaces de encontrar soluciones efectivas a sus problemas.

El Curso Internacional de Defensa de Jaca se va a dividir en cinco áreas de trabajo. En la primera de ellas el objetivo es conocer con detalle los rasgos de una cultura milenaria como la afgana: la evolución del Estado, la importancia de los aspectos religiosos, el entorno físico y las claves económicas de su desarrollo, como la necesidad de más ayudas para mejorar la calidad de vida de los afganos o la construcción de nuevas infraestructuras que acerquen el mundo rural a las ciudades.

Por otra parte, la ubicación de Afganistán en un entorno geopolítico de primer orden va a permitir estudiar las luchas de poder por el control de la energía centro-asiática entre las diferentes potencias mundiales, el problema del cultivo del opio y la presencia de Al Qaeda y sus implicaciones en la seguridad internacional.

En la tercera área de trabajo se analizará el aspecto estratégico de las complejas operaciones militares. En este punto, se hará especial hincapié en la actuación del contingente militar español y sus misiones de apoyo a la seguridad, gobernabilidad y desarrollo económico y social en la zona del Mando Regional Oeste, estudiándose aspectos tan relevantes como el planeamiento y coordinación de las operaciones, la cooperación cívico-militar y la logística. Durante los siete años y medio que las tropas españolas llevan en Afganistán, 88 miembros de la Fuerzas Armadas españolas han fallecido cumpliendo una misión que según comentaba la ministra de Defensa en una visita reciente al país, “también sirve para mantener la libertad y la seguridad de España”.

Finalmente, y como clausura del curso, durante la última jornada se va a intentar ofrecer una visión de futuro de la evolución de la situación de seguridad en Afganistán y del compromiso de la Comunidad Internacional y de España en su pacificación y reconstrucción, desde el convencimiento de que el “laberinto afgano” es una de las mayores amenazas que hoy existe contra la paz y el progreso en el mundo.

Comentarios