Dolce Sirena puso el broche de oro a los conciertos del Festival Camino de Santiago

La antigua iglesia del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña sirvió de marco para albergar el concierto de cierre de una exitosa decimoctava edición del Festival Internacional en el Camino de Santiago, que en lo que a música se refiere llegaba a su fin tras doce conciertos con dos denominadores comunes: la calidad de las formaciones y el numeroso público en todas y cada una de las citas.

Dolce Sirena interpretó el programa titulado “El Manuscrito de Enrique VIII” y descubrió al público al monarca compositor con una formación de tres traversos renacentistas, laúd, viola de gama y la soprano Patricia Paz. El público llenó la mitad del aforo, quizá la peor entrada del certamen, teniendo en cuenta que el resto de conciertos se cuentan por llenos. “Hemos vivido una de las ediciones de mayor calidad, sin duda”, afirmó el director del festival, Luis Calvo, quien destacó “la creciente expectación que genera el certamen. Cada año es mayor y habrá que analizar con detenimiento las posibilidades de recintos y aforos que nos ofrece el Camino para poder ofrecer a nuestro público más fiel, calidad de audición y comodidad a la hora de presenciar los conciertos”, añadió.

Respecto a la edición de 2010, marcada por el hecho de que sea Año Jacobeo y por el protagonismo que va a adquirir por vez primera Aragón en la inauguración del mismo, Luis Calvo no quiso adelantar acontecimientos. “Vamos a ver que propone el Gobierno de Aragón. No cabe duda de que será una edición especial, pero primero habrá que escuchar a todas las partes que podamos estar implicadas o interesadas y valorar todas las opciones”.

Uno de los retos que podría afrontar el festival a corto plazo es el de trabajar en un disco del Camino de Santiago con Jordi Savall. “El guante está lanzado y está recogido. Vamos a ver cuándo es el momento oportuno para ambas partes y conseguimos llevarlo a buen puerto”, indicó Calvo.

El festival sólo descansa en la jornada de este lunes, puesto que este martes comienza el Mercado Medieval de las Tres Culturas, en esta ocasión organizado por el Ayuntamiento de Jaca, aunque gestionado por la misma empresa de los últimos años, Acción Calle. Se trata de un de los acontecimientos más populosos del verano jaqués y en esta ocasión se celebrarán del 18 al 20 de agosto.

Durante tres jornadas, el Casco Antiguo de Jaca se volverá a convertir en un gran bazar medieval, con cerca de un centenar de puestos en los que se podrá encontrar artesanía, gastronomía y antiguos oficios, además de actividades de animación de calle, música, teatro y llamativas propuestas para el público infantil, que este año se verán reforzadas y ampliadas con la instalación de una zona infantil de juegos y una granja de animales.

El Mercado, se inaugurará este martes 18 de agosto en la Plaza de San Pedro, a las 12.00 horas, con una actuación del grupo Pingaliraina. El horario de apertura del Mercado a lo largo de sus tres jornadas será de 10.30 a 14.30 y de 17.00 a 22.00 horas. Su estructuración volverá a responder a las Tres Culturas que integran el mercado: zona cristina, localizada en la plaza San Pedro, calle Echegaray y plazas Ripa y Biscós; zona árabe, que se articulará en la plaza el Pez –nueva incorporación al mercado-, y la zona hebrea que se instalará alrededor de la plaza del Marqués de Lacadena y antigua judería de Jaca.

Como principales novedades de este año, cabe destacar la creación de una zona infantil de juegos y una granja de animales, que se podrán encontrar entre las plazas Ripa y El Pez. En esta zona estará una de las propuestas que, según Ángel Barrabés, de Acción Calle, más va a llamar la atención este año. “En la actual edición vamos a tener seis dromedarios que tendrán sillas dobles, tipo canario, y que permitirán que también pueda disfrutar de esta actividad el público adulto, no sólo los niños”, comenta Barrabés. El punto de salida de los dromedarios será la plaza Biscós y se ofrecerán distintos itinerarios por el Casco de Jaca.

Otra modificación respecto al año pasado es la distribución por casi todo el mercado de los talleres y demostraciones de antiguos oficios. Aún así, los más espectaculares se concentrarán en la plaza de la Catedral, principal punto de exhibiciones del año pasado. Entre los talleres que se podrán ver en el actual mercado y que acercarán al público formas y modos de trabajo ya casi desaparecidos, destacan un fabricante de tejas, otro de soga, un alfarero, una imprenta, un herrero o un puesto de repujado de cuero.

La oferta gastronómica del Mercado también se verá ampliada. A los ya tradicionales puestos de restauración, como la Pulpería, la Sidrería Asturiana o la Haima marroquí, este año se les une un asador, especializado en carnes a la brasa, y un establecimiento de comida árabe, con platos como Cous-cous, Kebab o Falafel.

Además, la música, el teatro y la diversión no faltarán durante estos tres días de mercado, gracias a Pingaliraina y Titiriteros de Binéfar. Ellos serán los encargados de “ambientar” el Mercado Medieval de Jaca con sus actuaciones. Pingaliraina pondrá la banda sonora los días 18 y 20, mientras Titiriteros de Binéfar harán lo propio en la jornada del 19. Ambas formaciones ofrecerán sus espectáculos a los largo de todo el día, en sesiones de mañana y tarde, en los distintos emplazamientos del Mercado. El grupo musical “Cuerno de Cabra” completará el apartado musical y como en anteriores ediciones, no faltarán a la cita la cetrería de Arte Halcón y los paseos en burro por el Casco Antiguo de Jaca.

El Festival Internacional en el Camino de Santiago finalizará esta decimoctava edición el fin de semana del 28 al 30 de agosto, con el VIII Ciclo de Teatro de Calle, que este año regresa a las calles de Bailo. Organizado por la comarca de La Jacetania, y con la colaboración del Ayuntamiento de Bailo, el certamen convertirán las calles y plazas de la localidad de La Jacetania en un gran escenario al aire libre. En la programación de este año destaca el grupo Chapertons, que será el encargado de realizar las actuaciones de noche, en las que predominará el humor. La cita es una de las más seguidas por el público familiar que durante el fin de semana se encuentra en la comarca jacetana.

Comentarios