El Mercader de Venecia llega a Almunia San Juan

Mercader de Venecia, Centro Dramático Aragonés

Este jueves día 20 de Agosto La Almunia de San Juan acogerá la representación de la obra “El Mercader de Venecia” de William Shakespeare, a cargo de la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza y bajo la producción del Centro Dramático de Aragón.

De esta manera, la Comarca del Cinca Medio junto al Ayuntamiento de la Almunia de San Juan, colabora con el programa de “producciones propias” del Centro Dramático de Aragón, con lo que se pretende poner en escena una producción teatral que atiende a distintos objetivos del centro con los que se busca estimular el acercamiento del público en general a las artes escénicas, impulsar lo autóctono, creadores y artistas de Aragón y que la cultura sea sinónimo de entretenimiento y disfrute inteligente.

El proyecto consiste en la producción teatral de un clásico de la literatura universal que se representa a lo largo de todo el verano por los pueblos más pequeños de Aragón.

La obra escogida, “El Mercader de Venecia”, es una de las más famosas de Shakespeare y en ella aparecen escenas que figuran entre las más dramáticas y brillantes escritas por el autor, que celebra la victoria de la caridad sobre la rígida justicia, ejerciendo su hechizo en el público de todas las épocas.

El argumento de la obra sitúa al espectador en Venecia en algún momento del siglo XVI. Un joven caballero llamado Basanio acude en busca de dinero a su buen amigo Antonio. Está enamorado de la bella Porcia a la que acechan una legión de ricos pretendientes. Su amigo no puede ayudarle pues ha invertido todas sus riquezas en mercancías que son transportadas desde lejanos lugares. A pesar de todo Antonio anima a su amigo a buscar crédito; él saldrá fiador. Basanio busca entonces a Shylock, un viejo usurero, que extrañamente acepta realizar el préstamo sin intereses. Pero a cambio exige una garantía siniestra con la que vengarse de todos los insultos y vejaciones sufridas por su condición de judío.

“El Mercader de Venecia” figura entre las obras más famosas y afortunadas de Shakespeare. El autor nos introduce en aspectos históricos, culturales y sociales de la Europa de la época que siguen vigentes, después de varios siglos, en la sociedad contemporánea actual: la discriminación racial, la sospechosa legalidad de algunas acciones humanas, la venganza y el perdón, la represión religiosa, la disquisición ética sobre el dinero y el amor, la diferencia entre las clases sociales… En definitiva, la habilidad con que el dramaturgo inglés ha combinado motivos diversos y pintorescos ha ejercido su hechizo en el público teatral de todas las épocas.

Su director artístico, Alberto Castrillo-Ferrer, explica el por qué de la elección del género teatral tan singular para esta versión: “Si parto de una estética cercana a la de la Commedia dell´Arte no es por capricho o por una idea preconcebida del montaje, sino todo lo contrario: para intentar acercarme a lo que podía suponer una obra de Shakespeare ante el público de Stratford upon Avon (por ejemplo) o de un Londres del S. XVI. Un pueblo como los que nos vamos a encontrar en nuestra gira. Un público deseoso y ávido de teatro. En esta versión los actores y actrices son lo más importante pues dan vida al texto shakesperiano (traducido directamente del inglés para esta versión) y también utilizan todos los recursos artísticos posibles. Habrá canciones, bailes, luchas, trabajo de máscara... pero sobre todo un trabajo profundo sobre el texto y las situaciones shakespearianas. La música en directo, la magia del teatro al aire libre, el atardecer y el público harán de cada Mercader de Venecia una representación especial y esperemos que inolvidable”.

Ocho actores y actrices dan vida a los numerosos personajes que aparecen en escena cambiando de registro y vestuario en un periodo corto de tiempo. El reparto artístico está integrado por Rafa Blanca, Chavi Bruna; María Caudevilla, Paco Fraguas, Carolina Mejía, Lucía Passardi, Laura Plano y Hernán Romero. En cuanto a la escenografía, se parte de la tarima de Commedia (una superficie de 12 metros cuadrados), un espacio reducido que actúa a modo de "zoom" donde la escena se concentra y en la que el principal protagonista es el actor y sus recursos. El vestuario es de época pero apto para los diferentes cambios de personajes, a caballo entre la tradición de los tipos de la Commedia dell´Arte y el mundo misterioso y bellísimo de la Venecia del siglo XVI. Las máscaras de cuero están hechas por uno de los maestros mascareros más importantes de la escena actual, Stefano Perocco.

Comentarios