La Policía Local de Jaca señala que la complejidad del proceso administrativo dificulta la efectividad de las sanciones

Estos días es motivo de debate y discrepancia las sanciones que han realizado las Policías locales que conllevan retirada de puntos del carnet, pero sin embargo luego no se hacen efectivas. Desde la Policía Local de Jaca se ha explicado que el procedimiento sancionador es complejo y en algunos casos la gran cantidad de trámites necesarios hace que las sanciones prescriban y la retirada de puntos del carnet no se haga efectiva.

El proceso administrativo sancionador de tráfico “es complejo y muy garantista”, según ha explicado el jefe de la Policía Local de Jaca, José Miguel Larraz. Cuando una multa la pone la Guardia Civil de forma inmediata se inicia un expediente sancionador en la Dirección General de Trafico. Sin embargo, cuando la sanción la hace la Policía local no se puede enviar a la DGA hasta que el expediente esté completo, lo cual hace que en muchas ocasiones prescriba la sanción.

A modo de ejemplo, señalar que estos días está en Jaca el radar móvil. En la jornada de este martes se producían más de 20 sanciones por exceso de velocidad. Este radar continúa hoy y se prevé que las cifras sean similares. La compleja maquinaria administrativa hace que los procedimientos sancionadores sean distintos si el radar es de la Guardia Civil ó de la Policía Local.

Larraz ha indicado también que para realizar estos complejos expedientes sancionadores carecen de personal administrativo suficiente, ya que las Policías locales no cuentan con unidades especializadas en sanciones de tráfico.

El Jefe de la Policía local ha explicado también que en el Congreso se está tramitando una nueva normativa sancionadora de tráfico, que se espera que facilite y mejore este complejo proceso.

Comentarios