El PP denuncia retrasos del Gobierno en el pago a los concesionarios

Sin cobrar y con excesivo retraso del Estado y también de la Comunidad Autónoma en el pago de las ayudas prometidas. Según el Partido Popular de Aragón, así es la situación en la que se encuentra una buena parte de los concesionarios y negocios de compraventa de automóviles en Aragón desde que Rodríguez Zapatero anunciara en el Congreso de los Diputados, el pasado 13 de mayo, subvenciones para incentivar la compra de vehículos a través del denominado Plan 2000E.

Si bien es cierto que inicialmente la Administración General del Estado cumplió, fundamentalmente con las operaciones realizadas durante los quince primeros días de vigencia del plan, diversas fuentes del sector consultadas por los populares aragoneses destacaron que los pagos están paralizados y que los concesionarios y negocios de compraventas de automóviles apenas han recibido las cantidades correspondientes al Estado, y ninguna de las comprometidas por el Gobierno de Aragón.

Para Eloy Suárez, portavoz de los populares aragoneses en las Cortes de Aragón, esta situación supone, que actualmente son las empresas concesionarias las que soportan los descuentos prometidos por el Gobierno, sin que existan además intereses de demora, lo que significa una descapitalización de estas empresas en un momento de grave crisis económica.

Ante esta situación, el Partido Popular ha presentado una proposición no de ley para su debate en el pleno de las Cortes de Aragón, donde reclama tanto al Gobierno de España como al Gobierno autonómico que agilice al máximo el pago de las ayudas comprometidas por las administraciones estatal y autonómica en el Plan 2000E.

Actualmente el Plan 2000E establece unas ayudas de 500 euros por parte del Estado para adquirir un vehículo nuevo o usado, y un descuento de 1000 euros por parte del fabricante o importador en el caso de vehículo de nueva matriculación. El Gobierno de Aragón se unió a este plan con una ayuda adicional de 500 euros, lo que al final supone que los concesionarios deben adelantar unos 1.000 euros por cada operación realizada, según informan los populares aragoneses.

Comentarios