La aventura de Diego Ballesteros "De la Expo a las Olimpiadas" cumple el primer aniversario

El deportista barbastrense, Diego Ballesteros, llegó a Pekín el día 23 de agosto del pasado año y terminó su reto que consistió en unir dos grandes acontecimientos como fueron La Exposición Internacional de Zaragoza y los Juegos Olímpicos de Pekín. Ballesteros, que partió desde Expo Zaragoza 2008 el uno de mayo recorrió en bicicleta 12.822 kilómetros, atravesó 14 países, y entró en Pekín a las 16´00 horas del 23 de agosto de 2008.

Ballesteros explicó desde Pekín a Radio Huesca Digital que estaba “lleno de alegría e ilusión”, por haber conseguido llegar a Pekín. “Una ciudad enorme”, según manifestó el deportista barbastrense que se encontraba en aquel momento en las inmediaciones de la villa olímpica.

Diego Ballesteros reiteró que una vez finalizada la última etapa de 112 kilómetros había sentido “una alegría, una ilusión inmensa y una emoción fuera de lo normal”. En el momento de entrar en Pekín, Ballesteros recordaba todo lo que ha vivido durante los cuatro meses de aventura.

La Casa de España y el Embajador de España en Pekín recibieron y homenajearon a Diego Ballesteros con el objetivo de reconocer el esfuerzo realizado por el deportista barbastrense que agradeció sinceramente el apoyo que ha recibido durante todo este tiempo. Posteriormente en Barbastro recibió el homenaje del ayuntamiento de la ciudad, de Expo Zaragoza y de su club Montañeros de Aragón de Barbastro.

Para lograr esta hazaña, Ballesteros atravesó durante cuatro meses dieciséis países: Francia, Mónaco, Italia, Eslovenia, Croacia, Serbia, Bulgaria, Grecia, Turquía, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Uzbekistán, Kirguizistán y China. Diego Ballesteros tiene 34 años y es profesor de Instituto. Este deportista explicaba en la presentación del reto que la idea comenzó a fraguarse en el año 2005 tras conocer la hazaña de un deportista madrileño que había viajado hasta Katmandú, pero una operación de ligamentos de rodilla retrasó este proyecto.

Ballesteros realizó su viaje con una bicicleta de carbono VCR con un pequeño carro en el que ha transportado su equipaje. Además del carácter deportivo del viaje, Diego Ballesteros declaró que su viaje también tenía un carácter “cultural”, teniendo en cuenta la cantidad de países que atraviesa. La iniciativa de Ballesteros contó con el respaldo de la Exposición Internacional de Zaragoza, la Diputación Provincial de Huesca, el Ayuntamiento de Barbastro y Montañeros de Aragón en Barbastro, entre otras instituciones y entidades.  

Diego Ballesteros presentará próximamente un libro con esta aventura. Un diario de abordo, de lectura fácil y eléctrica donde describe sus estados emocionales, los lugares que visita, las amistades que realiza, las dificultades que encuentra, y cientos y cientos de anécdotas desconocidas que sorprenderán al lector. El libro, enriquecido con pinceladas culturales de geografía, sociedad, gastronomía e historia, ha implicado una dura y exigente tarea de investigación.

 

Comentarios