Comienzan los trabajos de restauración de la carretera de Lárrede, estando pendiente el barranco

Lárrede, destrozos, tormenta, desbordamiento

El martes de esta semana la empresa contratada por la Diputación de Huesca, Hormigones-Grañén, han iniciado los trabajos de acondicionamiento de la calzada y cunetas de la carretera del núcleo serrablés de Lárrede, que el pasado ocho de agosto sufrió importantes destrozos, así como en el barranco, como consecuencia de una fuerte tormenta. La semana pasada el Ayuntamiento de Sabiñánigo realizó los trabajos de refuerzo de la tubería del agua potable, empotrándola en la roca y cubriéndola con hormigón para evitar que se la lleve una avalancha. La Confederación Hidrográfica del Ebro pendiente de los trabajos de arreglo y limpieza de vegetación y piedras en el cauce del barranco, con una profundidad de tres metros, que impiden la libre circulación del agua.

El alcalde de pueblo, Eduardo López, en declaraciones a esta redacción ah indicado que “con el anuncio de nuevas precipitaciones estábamos preocupados, lo que supone un alivio el ver trabajar a las máquinas, en este caso de la Diputación Provincial, ya que el Ayuntamiento ya había cumplido la semana pasada sus deberes en la canalización del agua potable”.

El peligro esta ahora en que “ si llueve mucho el barranco no tiene capacidad para recoger el agua, produciéndose de nuevo un desbordamiento. Por este motivo tanto el Ayuntamiento de Sabiñánigo la semana pasada, como desde los vecinos de Lárrede, nos hemos dirigido a CHE para pedirles con la mayor celeridad posible empiecen a trabajar las máquinas para el acondicionamiento y la limpieza de vegetación y piedras en el cauce del barranco, en una distancia de 1.200 metros aproximadamente”.

Desde la Diputación de Huesca se estaba en conseguir desde un primer momento una actuación coordinada con la CHE. Actuando en el arreglo del Puente Las Pilas, que da acceso a la localidad, un camino paralelo y en la limpieza de la carretera y cunetas.

Comentarios