Ruspira mantiene que se podrá licitar el Programa RED a finales de este año

El director general de Carreteras del Gobierno de Aragón, Antonio Ruspira, ha manifestado la intención del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de iniciar la licitación pública del Proyecto Red a finales de este año. Ruspira considera que si la totalidad del Programa RED estuviera licitado en diciembre de 2009, en el último tramo de este ejercicio económico, sería margen suficiente para examinar detenidamente las ofertas, adjudicarlas, e iniciar los trabajos a lo largo del segundo semestre de 2010.

El Proyecto RED afectará a 2.500 kilómetros de la Red Autonómica aragonesa, es decir, que supone el acondicionamiento del 45% del los 5.600 kilómetros de carreteras con que cuenta la Comunidad Autónoma para gestionar y al 75% del tráfico.

La ejecución y posterior concesión de la conservación a través del Proyecto Red tendrá lugar mediante la colaboración público-privada. Este sistema supondrá que en tres años se va a inyectar un volumen importantísimo de dinero, a lo largo del periodo 2010-2013.

Antonio Ruspira destaca igualmente la importancia del Proyecto RED a la hora de crear puestos de trabajo que, además quedarán muy repartidos a lo largo de la Comunidad de Aragón, ya que el Programa RED permitirá actuar en ocho sectores repartidos entre Huesca con 3, 3 más en Zaragoza y 2 en Teruel.

La inversión en este Proyecto asciende a aproximadamente 650 millones de euros constantes. Se trata, en cualquier caso, de un montante económico que se sumará al esfuerzo presupuestario anual de carácter ordinario, que irá destinada a la denominada “red capilar” o con menos tráfico. Y protagonismo en la vertebración territorial de la Comunidad.

A través del sistema concesional, la empresa adjudicataria asumirá el proyecto y el acondicionamiento de la carretera así como su posterior mantenimiento durante un periodo que estará en el entorno de los 25 años. La empresa adjudicataria está obligada, por tanto, a realizar tareas ordinarias y extraordinarias de mantenimiento de la red viaria más estructurante.

La empresa adjudicataria en cada uno de los sectores percibirá del Gobierno de Aragón una cantidad periódica por estos trabajos, cuantía en la que además de las obras y el mantenimiento entrarán en juego factores relacionados con la demanda efectiva y la siniestrabilidad que se produzca en cada uno de estos sectores en que se va a repartir la concesión.

De los 2.500 kilómetros de carretera considerados como prioritarios para su tratamiento, en 680 kilómetros, aproximadamente, se han realizado escasas mejoras en los últimos años. En los 1.720 kilómetros restantes se han realizado actuaciones diversas aunque necesitan ya intervenciones en firmes, cunetas, asfaltados, señalización y seguridad vial. Sería necesario actuar en el entorno de otros 850 kilómetros.

Asimismo, esta fórmula permitirá destinar el presupuesto ordinario de la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón, que en estos momentos destina a inversión real en la Red, al acondicionamiento de 3.600 kilómetros de red de carreteras no estructurante, es decir, aquellos tramos de carácter más interior y con unos menores niveles de circulación, trabajos en los que también participarán las brigadas de carreteras que en estos momentos están adscritas a los diferentes parques de la Dirección General de Carreteras.

Comentarios