Los puentes colgantes de Monzón y Fraga citados en la revista "Aragón, Turístico y Monumental".

En un amplio reportaje la revista Aragón, Turístico y Monumental” comenta la existencia del puente de Santa María en Monzón y San Isidro en Fraga. Así apunta que en el año 1842 es la primera que se tiene datos de la existencia del mismo que cruzaba el Cinca proyectado por el ingeniero González Arnao.

Su propuesta de puente colgado era de cinco tramos, siendo el del medio de 350 pies y los dos de cada lado de 250 pies, soportados en cuatro pilas. La adjudicación se realizaba en 1847 por 120.000 reales. Finalmente se construía el diseñado por Pedro de Andrés Puigdollers en el enclave de Torre Lafarga. Al final tenía una longitud de 660 pies y se redujo a tres el número de tramos. Las obras se iniciaron en 1847, en junio de 1849 una tormenta dañó el puente, no obstante se pudo inaugurar el 1 de noviembre de 1849 con el nombre de Santa María. El 23 de mayo de 1852 una avenida lo destruyó.

Las obras de reconstrucción terminaron en 1857 y una nueva avenida de agua en 1866 lo volvió a destruir. Desechándose la reconstrucción del puente colgante.

El de San Isidro de Fraga se abría al público en 1847, en 1852 sufría el primer problema, una vez reconstruido se mantuvo en pie hasta 1866.

El Sindicato de Iniciativa y propaganda de Aragón(SIPA), es una asociación de carácter privado y sin ánimo de lucro, fundada en el año 1925, bajo el lema “Todo por y para Aragón”, declarada de “utilidad pública” en 1936, que ha mantenido de forma ininterrumpida su actividad para el desarrollo de la sociedad aragonesa desde esa fecha hasta nuestros días. El nombre lo tomó siguiendo el modelo de entidades similares creadas en Francia.

Las actividades del SIPA por el desarrollo del turismo en Aragón se han reflejado desde 1925, en nuestra revista gráfica de Cultura Aragonesa, iniciada con el nombre  “Aragón” que desde el año 1968 lleva el nombre de “Aragón Turístico y Monumental”.

Comentarios