Podoactiva realiza plantillas para los jugadores del Pórtland BM San Antonio

Podoactiva ha realizado los estudios biomecánicos de la marcha y el 3D Scan Sport Podoactiva a los jugadores del Reyno de Navarra (Pórtland San Antonio), prestigioso equipo de balonmano de la liga Asobal. El objetivo es diseñar y fabricar plantillas personalizadas para los jugadores que ayuden a minimizar el riesgo de lesiones, en colaboración con el equipo médico del Reyno de Navarra.

Los estudios se han realizado en el nuevo centro Podoactiva Navarra que está dirigido por Jordi Carbo y Mercedes Legarra (profesionales de reconocido prestigio en el campo de la podología y la biomecánica). Desde este nuevo centro, Podoactiva pone a disposición de todos los clientes de Navarra la misma tecnología que estamos aplicando en los deportistas de elite.

Las lesiones constituyeron, sin duda, uno de los mayores problemas para los hombres de Chechu Villaldea la pasada temporada. En esta campaña, los antonianos utilizarán unas novedosas plantillas que pueden disminuir el riesgo de lesión hasta en un 40%, señala el club navarro en su página web donde destaca que Podoactiva es una empresa de investigación y desarrollo de biomecánica y podología que lleva quince años afincada en Huesca. Durante ese tiempo, ha desarrollado un método pionero en el país en la fabricación de plantillas tan innovador que les ha servido para calzar al vestuario del Real Madrid, del Atlético de Madrid o del Real Zaragoza. También equipos de balonmano como el CAI Aragón o el Naturhouse utilizan su sistema.

La exploración se realiza desde los hombros hasta los pies y se compone de varias pruebas: un estudio estático y dinámico del pie mediante una plataforma de presiones, un estudio dinámico y en carrera mediante filmación de la escena en vídeo de alta velocidad y, lo más novedoso, un escáner tridimensional plantar que permite digitalizar al milímetro la silueta del pie. “Gracias a este método, patentado por nosotros” explica José Víctor Alfaro, director general de Podoactiva, “obtenemos un molde exacto, mucho más preciso que los tradicionales moldes de escayola”.

 

Una vez desarrollado el diseño a partir del escáner, un robot fabrica la plantilla con un material exclusivo, una aleación de fibra de carbono y polipropileno, que da como resultado plantillas de un milímetro o un milímetro y medio de grosor, muy flexibles y elásticas, que se ajustan al pie como un guante.

 

“Algunos equipos nos han comentado que, con las plantillas, han disminuido las lesiones hasta en un 40%” asegura José Víctor Alfaro. “Esto no significa” puntualiza, “que sea un remedio milagroso ni que se vayan a evitar todas las lesiones. El objetivo es que sea un eslabón más de los servicios médicos del club que intenta minimizar la aparición de lesiones".

 

"En un adulto” continúa, “las plantillas funcionan de manera similar a unas gafas: mientras se llevan puestas, corrige el problema y evita problemas mayores pero, lógicamente, cuando te las quitas, la forma de pisar vuelve a ser la original por lo que pueden volver a aparecer los problemas. Este tipo de plantillas las aconsejamos fundamentalmente en deportistas de elite para entrenar y competir y en algunos casos concretos también para la vida diaria, aunque los menos".

 

Estas plantillas pueden ayudar a disminuir el número de cierto tipo de lesiones frecuentes entre los jugadores de balonmano como sobrecargas en rodillas, gemelos o músculos, fascitis plantar o inflamaciones.

Comentarios