FAPAR espera un inicio del curso con normalidad

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FAPAR) esperaque el inicio del curso escolar transcurra con absoluta normalidad y que las incidencias menores que puedan producirse, se solventen de forma inmediata. Se inicia un curso escolar en el que se prevé un Pacto Nacional por la Educación que dé estabilidad al sistema educativo y permita poner a España en un lugar más acorde con su entorno geográfico, en lo referente al nivel académico de sus escolares. Desde FAPAR abogan porque esto sea posible, pero entienden que hay una serie de cuestiones que deben contemplarse en él y que se resumen fundamentalmente en el imprescindible impulso y apoyo que la Escuela Pública debe tener, como vertebradora de todo el territorio y garante de la igualdad de oportunidades.

Con un año de retraso sobre lo que inicialmente se pensaba, este curso se aprobará la Ley de Educación de Aragón (LEA) lo que supondrá uno de los mayores retos desde que las competencias en materia educativa fueron transferidas a la Comunidad, hace ya diez años. Desde FAPAR esperan que esta Ley recoja de forma clara y taxativa los nuevos objetivos, metas, pedagogías, didácticas, etc. imprescindibles para situar a la Escuela Aragonesa en el siglo XXI. Entre ellos destacan la reducción del fracaso escolar como elemento clave para alcanzar un sistema educativo equilibrado y de calidad; la consecución de una escolarización equilibrada en todos los centros sostenidos con fondos públicos, con la consiguiente corresponsabilidad; el impulso definitivo a la participación de las familias en el ámbito educativo y por supuesto, potenciar la atención prioritaria a la Escuela Pública.

Para FAPAR sigue siendo prioritario: El apoyo a la Escuela Pública, con la creación de plazas escolares, especialmente de 0-3 años en Aragón, que pese al aumento sufrido en los últimos años, especialmente en el ámbito rural, no es aún suficiente, por lo que desde las familias seguimos reclamando un mayor número de Escuelas de Educación Infantil y un aumento en los servicios que éstas ofertan.

El Programa de Gratuidad de libros de Texto se completó en su etapa obligatoria el curso pasado, y este año se amplía a los Programas de Cualificación Profesional Inicial, pero las familias entienden que debe ampliarse a las etapas no obligatorias, pero que tienen una amplia escolarización, en el caso de la Educación Infantil de forma universalizada.

La generalización de todos los programas que están funcionando ya en algunos centros, como el de Apertura de Centros, Apoyo Educativo, los Programas de Pizarras Digitales y Tablets PC, Bilingüismo, Lectura, etc..., que contribuirán a mejorar la oferta educativa de nuestro sistema.

Respecto al tema que ha surgido con la Gripe A, comentan que tanto desde Educación, como desde Salud, se ha trasladado un mensaje de tranquilidad que hacen llegar a las familias. Comparten, desde FAPAR, con las autoridades competentes que es necesaria una fluida comunicación con los centros y con las familias y apoyamos las medidas de prevención que se nos han indicado, que no hacen sino profundizar en las que, de forma habitual, se trabajan en los centros a través de los diferentes Programas de Salud que se desarrollan todos los cursos escolares.

Esperan que todos los centros de Secundaria cumplan puntualmentecon las instrucciones que desde la Administración educativa se dictan al comienzo del curso, entre las que destacamos las fechas del inicio, la finalización y la realización de las pruebas extraordinarias.

Comentarios