Un paso más en la elaboración del Plan Aragonés contra la violencia de género

El Instituto Aragonés de la Mujer ha iniciado con una treintena de entidades sociales el proceso de participación para la elaboración del Plan Aragonés para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres. Este proceso se desarrollará sobre un documento técnico que se ha presentado este lunes.

El documento técnico para la elaboración del Plan ya revela las líneas estratégicas que el departamento de Servicios Sociales y Familia quiere desarrollar para erradicar la violencia contra las mujeres. Una de ellas es la de sensibilización y prevención, otra, la atención integral a las mujeres y por último, la gestión y coordinación de los recursos. Está previsto que estas líneas comprendan acciones concretas como las estrategias de comunicación e información a todas las mujeres, para que conozcan sus derechos y medios de defensa, la formación de profesionales o creación de medidas dirigidas a colectivos específicos, como las mujeres extranjeras o las menores.

El documento técnico también prevé el refuerzo de los servicios de información y asesoramiento (teléfono 24 horas), la consolidación de centros de protección y apoyo, o el impulso a la prestación de los servicios de protección. Además, se valora la creación de procedimientos para unificar las intervenciones o el diseño de un registro unificado de información.

La consejera de Servicios Sociales y Familia ha recordado que la elaboración del Plan integrará varios niveles de participación. Por una parte, la de diversos departamentos del Gobierno de Aragón, necesaria para garantizar la viabilidad del Plan. Por otra, la de los profesionales relacionados con la lucha contra la violencia de género en todo el territorio aragonés, y por último, la de las entidades sociales, que este lunes se ha iniciado, ya que existe un grado muy alto de compromiso en el tejido social y en las organizaciones sindicales.

La directora del IAM, Rosa Borraz, ha señalado que el Plan será concreto en sus medidas para erradicar la violencia, y que incorporará indicadores para evaluar su eficacia. Además, pretende que se apruebe con un alto grado de consenso entre los agentes implicados. “Se trata de mejorar las estrategias de prevención e implantar modelos de atención más sensibles a las necesidades específicas de cada mujer, por eso, el concepto de violencia que se va a abordar es amplio” (desde niñas víctimas de mutilación genital hasta el que sufren las mujeres víctimas de la explotación sexual o en el trabajo).

Comentarios