El ayuntamiento de Monzón recuerda que el plazo de rehabilitación del Puente Viejo es de un año

En relación con la rueda de prensa que dieron el viernes pasado dos de septiembre representantes de la Asociación de Comercio y Servicios de Monzón y Comarca, y que versó sobre el desarrollo de las obras de restauración del Puente Viejo sobre el río Sosa, el concejal delegado de Urbanismo, Miguel Aso, ha indicado: “La preocupación de los comerciantes es comprensible. Sin embargo, no se entienden los motivos de la rueda de prensa para pedir la apertura dado que el plazo de ejecución de un año se conoce desde hace meses. Dicho plazo se cumplirá el 19 de enero de 2010”.

El concejal también ha recordado las declaraciones del consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente, en su visita a Monzón en mayo: “Dijo que haría lo posible para abrir el vial en Navidad, y en esa línea nos consta que trabaja. Aceptado esto, plantear la apertura en la segunda quincena de septiembre es una quimera”. En opinión de Aso, tres razones hacen imposible la pretensión de los comerciantes: se vería menoscabada la seguridad de los trabajadores, habría que replantear toda la ejecución de la obra (cambiar la ubicación de los acopios, modificar el Plan de Salud y Seguridad de la obra, pedir nuevos permisos a la CHE, etcétera), y por el coste monetario implícito. “No obstante, el Ayuntamiento está dispuesto a estudiar los informes en sentido contrario que pueda presentar la Asociación y hacerlos llegar a los técnicos”, ha añadido.

Sobre la afección de las obras, ha dicho que “teniendo en cuenta el coste económico del paso provisional solicitado, el beneficio para el conjunto de la ciudad resulta más que dudoso; es evidente que por las obras del Puente Viejo no se ha dejado de comprar en Monzón, y el que quiere ir a un establecimiento concreto va con total normalidad”.

Por último, se ha referido a la tramitación y las fechas: “Las obras no las dirige el Ayuntamiento, sino el Gobierno de Aragón, que ejerce de promotor e informa periódicamente. Cualquier cambio en la ejecución debe contar con el acuerdo de la empresa, los redactores y el promotor. El único error del Ayuntamiento fue dar fechas sin controlar ni la obra ni los trámites. Pese a ello (se dijeron fechas de inicio que no se cumplieron), no causó daño a los comerciantes dado que el paso peatonal no se cortó hasta enero de este año, entre otras cosas porque la Asociación veía con buenos ojos salvar la campaña de Navidad de 2008, y entonces ya se sabía que el plazo de ejecución es de un año”.

Comentarios