Millón y medio de euros más para el mantenimiento del trabajo en los Centros Especiales de Empleo

El Consejo de Gobierno del Ejecutivo aragonés ha aprobado un Decreto que tiene por objeto establecer con carácter extraordinario subvenciones que contribuyan al mantenimiento del empleo en los Centros Especiales de Empleo calificados y registrados en el ámbito de Aragón. Para ello, el Instituto Aragonés de Empleo ha consignado un presupuesto de 1,5 millones de euros, que vienen a sumarse a los casi 7 millones de euros que se habían dispuesto en el presupuesto inicial del organismo autónomo para 2009.

Los Centros Especiales de Empleo constituyen una fórmula de empleo protegido que, a través de subvenciones públicas y de la experiencia y el compromiso de las múltiples entidades sociales promotoras de los mismos, se han manifestando desde hace más de dos décadas como eficaces vehículos para la integración laboral de las personas con discapacidad.

La actual coyuntura de crisis económica ha repercutido negativamente en la marcha de estos centros que, en algunos casos, ven peligrar su supervivencia por una inevitable caída de su actividad económica que ha provocado, a su vez, una gravísima situación patrimonial, económica y financiera en su devenir.

El Gobierno de Aragón con el Decreto aprobado quiere impedir la quiebra de un sector tan sensible socialmente como el del empleo protegido mediante la aplicación de estas subvenciones extraordinarias que contribuyan, transitoriamente, a la sostenibilidad y viabilidad de estos centros y al mantenimiento de aquellos valiosos puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad.

Las ayudas reguladas en el Decreto tendrán la consideración de subvenciones y ascenderán a 1.000 euros por cada trabajador con discapacidad que, en el momento de la solicitud, esté contratado a jornada completa por tiempo indefinido o mediante contrato temporal de duración igual o superior a seis meses.

El plazo para la presentación de solicitudes de subvención por parte de los centros especiales de empleo será de veinte días, que se contarán a partir del día siguiente de la fecha de publicación de la orden de convocatoria que se producirá en los próximos días.

Los Centros Especiales de Empleo

Los centros especiales de empleo son una figura creada con la finalidad de integrar laboralmente a aquellas personas que, por el hecho de padecer una discapacidad, tienen mayores dificultades a la hora de insertarse en el mercado laboral.

La plantilla de los centros especiales de empleo está constituida, al menos, por un 70% de personas con parálisis cerebral, discapacidad intelectual, física o sensorial, reconocida oficialmente en un grado igual o superior al 33%. El objetivo de estas organizaciones pasa por asegurar a estas personas un empleo remunerado y la prestación de unos servicios de ajuste personal y social.

En la actualidad, Aragón cuenta con 60 centros especiales de empleo en los que trabajan en torno a 1.600 trabajadores con discapacidad (51% física, 33% psíquica, 8% sensorial y 8% enfermedad mental). La ayuda extraordinaria contenida en el decreto aprobado permitirá a estos centros mantener sus plantillas de personal con discapacidad mientras intentan adaptarse a las nuevas exigencias del mercado impuestas por la crisis.

Comentarios