Renunciar a mayores beneficios y asegurar el flujo turístico, plan a seguir en épocas de crisis

El Viceconsejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, ha afirmado que, para hacer frente a la crisis, nuestra oferta, tanto hotelera como restaurantes y bares, “debe renunciar a mayores beneficios y tratar de asegurar un mínimo flujo turístico q nos permita mantener nuestra presencia en el mercado en los términos más aceptables”. Asegura Callizo que el que no entra en la actual guerra de precios del sector, “corre el riesgo de quedarse descolgado”

Para el Viceconsejero, este verano el turismo ha ido comparativamente mejor en la provincia de Huesca que en las otras dos gracias al turismo, sobre todo el que genera el Pirineo, que se ha consolidado como marca internacional. Eso sí, pese a haber salido “victoriosos” en esta comparación, la crisis ha sido más fuerte debido a que en los últimos años el turismo ha sufrido un gran crecimiento, lo que ha hecho que este 2009 se haya notado el descenso del turismo internacional, que ha sido “más discreto” que otros veranos.

Pese a estos datos, Javier Callizo lanza un mensaje de tranquilidad, pues “el Pirineo se está comportando muy bien y está conservando su carácter y capacidad de atracción turística”. Lo único que debe hacerse ahora es mantener la tensión promocional.

Callizo propone que las administraciones, de cara a la crisis, restrinjan infraestructuras propias y no pongan obstáculos a la promoción turística. En este sentido, desde el Departamento de Turismo se va a hacer un esfuerzo especial para participar en nuevas ferias, como la de Toulouse, la Feria de esquí en Londres, o la World Travel Market, también en Gran Bretaña. Además, se va a participar en actos de promoción en Barcelona, Vigo o Alicante entre otras ciudades, orientado al mercado de la nieve y apoyando la actividad del Aeropuerto Huesca - Pirineos

Comentarios