La provincia de Huesca cuenta con más de 1.100 trabajadores afectados por un ERE

Luna, instalaciones Huesca, fachada empresa, junio

1.154 trabajadores de la provincia se encuentran afectados por alguno de los expedientes de regulación de empleo activos en empresas de Huesca. A lo largo del pasado año y durante este 2009, 62 firmas de todos los sectores han iniciado ERES, algunas lo han retirado y otras lo mantienen.

Es el caso de Luna Equipos Industriales, que el pasado 14 de mayo presentaba un expediente de regulación de empleo para 150 trabajadores de la planta de Huesca y que comenzaba a aplicarse el 8 de junio. Una regulación que finaliza el próximo 9 de octubre pero que se encuentra en una situación incierta, ya que la falta de liquidez impide a la firma salir de la situación en que se encuentra.

Por cierto que la misma empresa comenzaba a aplicar a principios de mayo un expediente de regulación de empleo en la planta que Luna tiene en Almudévar, con fecha límite 31 de julio. Este ERE quedaba renovado para otros tres meses más.

Una solución muy diferente es la que han tenido los expedientes de Hidro-Nitro en Monzón y Brilén y Polibasa en Barbastro.

En cuanto a la primera, el pasado mes de junio, la dirección y el comité de empresa de la fábrica de Hidro Nitro Española de Monzón (HINE) pactaban un expediente de regulación de empleo por periodos de tiempo discontinuos, 130 de los cerca de 180 trabajadores irián 90 días al paro a lo largo de un plazo de 15 meses que comenzaba el 1 de julio. De momento, para los meses de septiembre y diciembre, que estaba pactado que un tercio de la plantilla fuera al paro, la empresa ha decidido que se siguiera trabajando con normalidad.

Por otra parte, la dirección de Brilén comunicaba en marzo el cierre de la planta de “urdido y encolado”, situada en Barbastro, a partir del mes de mayo, y anunciaba que en agosto presentaría un expediente de regulación de empleo en la planta-1 de polimerización, que afectaría a 25 empleados.

El pasado 1 de julio, la empresa comunicó a los trabajadores que, finalmente, no se aplicaría el expediente pactado para toda la plantilla.

Algo parecido ocurría en Polibasa, que en diciembre de 2008 comenzaba a aplicar un expediente de regulación de empleo que afectaba a 75 trabajadores. Ya en abril de este 2009, la firma barbastrense suspendía el expediente temporal de empleo debido a una ligera reactivación en la producción, ya que la empresa se introdujo en nuevos mercados. Desde abril, se trabaja a pleno rendimiento.

Comentarios