Aragón tiene un 8% menos de autónomos que el año pasado

Aragón se encuentra dentro de las 4 comunidades que este año cuenta con un número de bajas de autónomos menor que el pasado año, en total un 8%. Tanto en el caso de la comunidad autónoma, como en las de País Vasco y Rioja, en 2008 se registraron la mayores caídas en cuanto al número de altas durante el primer semestre del añoEn los ocho primeros meses del año, 303.327 autónomos se dieron de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en España, lo que supone un descenso del 14,3% en comparación a idéntico periodo de 2008, en el que fueron 354.051 los autónomos de decidieron darse de alta como trabajadores por cuenta propia, según se desprende de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA. %). La diferencia entre las altas (303.327) y las bajas (416.024) producidas dan como resultado los 112.697 afiliados menos al RETA registrados durante 2009.

El número de autónomos que en los ocho primeros meses del año se dieron de baja en el RETA fue de 416.024, lo que significa un 9,4% más que en idéntico periodo del pasado año, en el que se producieron 380.423 bajas. Hay que puntualizar que las bajas en el RETA pueden ser a consecuencia de varios factores como el cese de actividad, la jubilación, incapacidad o cambio de actividad.

En Ceuta y Melilla el número de bajas producidas en los ocho primeros meses del año fue un 21,6% mayor que en 2008, porcentaje que duplica a la media nacional (13,3%). Les siguen Murcia (17,5%), Andalucía (15,6%), Canarias (14,8%), la Comunidad de Madrid (14,7%), Castilla la Mancha (13,7%) y Extremadura (13%). En torno a la media se situaron I. Baleares (11,5%), Cataluña (10,4%) y la Comunidad Valenciana (9,9%). Galicia (0,1%), Cantabria (0,9%), Castilla y León (1,6%) y Asturias (6%) fueron las comunidades en las que el incremento en el número de bajas fue, aunque positivo, menor.

El informe elaborado por ATA muestra cómo el número de altas registradas hasta agosto de 2009 cayó un 14,3% con respecto al mismo periodo del pasado año, lo que en términos absolutos se traduce en 50.724 altas de emprendedores menos, periodo en el que el número de trabajadores que optaron por el autoempleo fue de 354.051, frente a los 303. 327 de este año.

Destacan los casos de Aragón, comunidad en la que las altas cayeron un 31,9% en relación a 2008 (13.027 altas en 2008, 8.868 en 2009), y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, únicas en las que el número de altas aumentó con respecto al pasado ejercicio, concretamente un 6,9%. Superando ampliamente la media nacional en cuanto al descenso de las altas se situaron: la Comunidad de Madrid (-19,5%), Castilla León, Castilla la Mancha y la Rioja, todas con un 18% menos de altas y Cantabria (-16,4%). En torno a la media se situaron Cataluña (-14,8%), C. Valenciana (-14,7%), Extremadura (-14,2%), Islas Baleares (-14%), Galicia (-13,1%), Canarias (-12,5%) y Asturias (-10,9%). Navarra (-8,1%), Andalucía (-4,7%) y Murcia (-3,6%) fueron las comunión un menor descenso en el número de nuevos emprendedores

“Estos datos reflejan - afirma Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA – que el trabajo autónomo en esta crisis no está siendo una salida para hacer frente al desempleo, algo que no ha ocurrido en crisis anteriores, donde el trabajo autónomo se constituyó para muchos ciudadanos como una alternativa eficaz para reincorporarse al mercado laboral”.

“Hoy ser autónomo es poco atractivo – continúa el Presidente de ATA – principalmente como consecuencia de la desprotección que sufre el colectivo, así como de los problemas a los que día a día se tienen que enfrentar los autónomos: dificultades de acceso al crédito, alta morosidad – tanto pública como privada –, lo que ha llevado a registrar más de 416.000 bajas en los ocho primeros meses del año”.

“Con estos datos, y a pesar de que el número de altas registradas durante el primer semestre del año no ha podido compensar las bajas – afirma Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos – es de destacar que ha habido 303.327 valientes que, frente a la caída del consumo y de la demanda y a pesar de las restricciones crediticias, han decidido poner en marcha una actividad empresarial”

“Estas cifras – concluye el Presidente de ATA –, en las que el número de altas desciende un 14,3% y las bajas registradas aumentan un 9,4% son un reflejo de la angustiosa y delicada situación económica que está sufriendo el colectivo de autónomos. En tan solo ocho meses, nuestro país ha perdido más de 112.000 trabajadores autónomos, a razón de 500 autónomos diarios”.

Comentarios