El vaciado del embalse de Escarra ocasiona problemas en el suministro de agua en Escarrilla

El alcalde de Escarrilla, Jorge Giménez, ha manifestado a esta redacción que “ desde el jueves han tenido que solicitar ayuda de la comarca para que los camiones cisterna de los bomberos rellenen los depósitos de agua de la localidad”. Precisando que fue “ un vecino el que dio la alarma, al comprobar la situación en la que se encontraba el embalse de Escarra”. Todo apunta "a una posible sobreexplotación hidroeléctrica que ha agotado su caudal y provocado serios problemas y cortes en el suministro de agua en esta población de la comarca del Alto Gállego, así como la afección indirecta a la fauna piscicola del embalse”.

Por otra parte el Comité comarcal de Alto Gállego del Partido Aragonés ha denunciado los graves daños causados por el vaciado del citado embalse, ubicado en la zona de alta montaña del valle de Tena próxima a las poblaciones de Tramacastilla, Sandiniés y Escarrilla.

El citado comité ha determinado el poner en conocimiento de los servicios públicos correspondientes esta situación y demanda la intervención urgente de todas las administraciones competentes “para paliar los daños causados, resolver los problemas y concretar las responsabilidades de manera que quien sea culpable se haga cargo de la restauración de las negativas consecuencias y de las compensaciones o sanciones que se señalen, porque se trata de una cuestión de respeto a los ciudadanos y al territorio que no puede saldarse sin más” ha manifestado el presidente del citado comité, Cesar Valero.

Según los primeros indicios, a expensas de su confirmación final. que han recogido representantes de la citada formación política, “podría haberse producido una sobreexplotación por parte de la empresa titular del mismo”. El embalse de Escarra está destinado a la generación de energía hidroeléctrica, a través de la tubería que transfiere su caudal a la central situada en Sallent de Gállego.

César Valero, presidente del comité, ha indicado que “en su momento se determinará el motivo y los responsables de esta situación, pero el hecho innegable es que a día de hoy sólo queda un charco en el fondo del embalse y existen evidentes perjuicios provocados”.

Por otro lado, el vaciamiento del embalse ha producido una afección indirecta a la fauna piscicola del embalse en particular en una variedad autóctona de trucha fario, con ecosistema en esta masa de agua en altitud. “Además, habrá que analizar otros posibles efectos en la naturaleza, tanto en la zona del vaso como en el propio río”, ha añadido el presidente comarcal del PAR.

Comentarios