El plan Magna y la crisis, temas en el Día del Afiliado de UGT

Estos fueron los asuntos más destacados que trataron los líderes regionales y nacionales del sindicato UGT, Julián Lóriz y Cándido Méndez, y el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, en el día del afiliado de UGT que reunió a más de dos mil personas en Ligüerre de Cinca y Barbastro. La ruptura del diálogo social por la patronal y el bloqueo de la negociación colectiva, fueron otros de los temas de esta jornada de intenso componente reivindicativo.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, destacó la extraordinaria movilización cívica y social en defensa de la planta de Figueruelas y en contra de los planes de Magna, convocada en Zaragoza. Méndez avanzó que “el proceso será largo y habrá que negociar con inteligencia”.

Para Méndez la clave de la negociación se sitúa después de las elecciones alemanas, al mismo tiempo que destacó que “los Gobiernos de Aragón y de España son conscientes de la importancia y solamente el trabajo conjunto puede resolver esta situación”. El secretario general de UGT afirmó que “la planta de Figueruelas es la más rentable de Europa y no es justo el plan de Magna”.

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, afirmó con rotundidad que no aceptarán que la factoría de Figueruelas, la más productiva de Europa, sea la que “pague el pato de la ineficiencia de otros”. Iglesias reiteró el apoyo de Aragón con los trabajadores de Figueruelas.

Cándido Méndez explicó, respecto a la crisis actual, que algunos pretenden que la recuperación económica sea a expensas de los trabajadores y no lo van a consentir y manifestó que es necesario un cambio en el modelo productivo, y una reforma empresarial y no tanto laboral. El secretario general de UGT denunció que algunos directivos de los bancos vuelven a cobrar “Bonos” de cuantías escandalosas y consideró necesario recuperar el dialogo social entre sindicatos y patronal.

Iglesias destacó que “la fortaleza mayor que tiene el Gobierno de Aragón es que aquí ha funcionado el diálogo social y ésa es también la mayor fortaleza frente a la crisis”. En este sentido, recordó que el acuerdo económico y social que se está desarrollando incluye más de doscientas medidas consensuadas.

Julián Lóriz, secretario regional de UGT, manifestó que “algunos pretenden sacar ventaja de esta situación” y afirmó que van a defender con dignidad, rigor y sentido común la cultura del trabajo. Lóriz reafirmó el compromiso de UGT con los trabajadores aragoneses y afirmó que los trabajadores “no pueden pagar la factura de la crisis”.

Comentarios