Ángel Navarro cree que todavía es pronto para sacar conclusiones sobre el juego del Peñas

El Lobe Peñas Huesca está sorprendiendo gratamente en esta pretemporada con una plantilla totalmente renovada y un entrenador que desde el primer día ha planteado unas ideas de baloncesto totalmente distintas a las que se habían visto en las últimas campañas. El equipo ha disputado varios partidos de preparación en los que se ha podido ver un juego rápido y una intensidad que promete espectáculo en el Palacio de los Deportes en una temporada con renovadas ilusiones en el club peñista.

Tanto ante el CAI Zaragoza como ante Guadalajara, Navarro ha podido disponer de toda la plantilla y las miradas han estado especialmente en Dinae y Johnson, los dos últimos en llegar, y que han causado una buena impresión, especialmente Mamadie Diane del que no había tantas referencias: “Es un jugador que contrarresta su timidez, al ser un chico joven, con unas cualidades fantásticas. Él todo lo hace jugando a baloncesto. En defensa ha hecho algunas cosas, pero puede hacer más y yo creo que poco a poco va a ir creciendo”.

El técnico espera que los jugadores vayan cogiendo los conceptos y en los cuatro partidos se han visto cosas, tanto positivas como negativas, para Ángel Navarro: “Los dos primeros partidos muy buena la personalidad de equipo y en el tercero hacerle frente al poderío físico que tenía el CAI y en el cuarto, además de la victoria, nos faltó continuidad tanto en ataque como en defensa”.

Ángel Navarro considera que todavía es pronto para sacar conclusiones: “Llevamos tres semanas con incorporaciones en medio y para mí ha sido todavía y estoy en ello en un conocimiento de los jugadores. Estoy intentando coordinarlos porque todavía hay un desconocimiento entre ellos. Todavía nos va costar. Es un equipo totalmente nuevo donde solamente hay dos jugadores de la temporada anterior y con un entrenador con ideas diferentes y con unas ideas de jugar con un ritmo distinto y que vamos a seguir incidiendo en él y muchas veces la necesidad que te arropen con sistemas de juego y mucha defensa y esfuerzo físico puede hacer que el acoplamiento sea más largo”.

El equipo volverá a jugar este miércoles en Santurzi ante un rival que lo será también en liga y con un desplazamiento de por medio: “Jugamos fuera de casa y nos va a servir para conocer lo que significa viajar, volver con cansancio y enfrentarse al equipo de nuestro grupo, sino hacerlo fuera de casa, fuera de tu feudo y con rivales similares o mejores o peores que nosotros”.

Lo importante es que por el momento no hay contratiempos físicos importantes que permite, como reconoce Ángel Navarro, una mayor calidad en los entrenos.

Comentarios