Primeras críticas a la supresión de los Avant Huesca-Zaragoza

tren Avant, estación de Huesca , abril 08

El Ayuntamiento de Huesca y la Cámara de Comercio han sido las primeras instituciones en reaccionar ante la noticia de supresión de los trenes Avant Huesca-Zaragoza. El alcalde Fernando Elboj ha solicitado una reunión con el director general de Transportes del Gobierno aragonés, Simón Casas; y la Cámara de Comercio cree fundamental "efectuar un análisis sobre las necesidades de los usuarios de este corredor ferroviario". También se ha pronunciado el Partido Popular, que presenta una propuesta de resolución en el Ayuntamiento de Huesca para que se ejerza presión ante la Administración central y aragonesa.

En el mes de octubre Renfe suprimirá las lanzaderas Avant entre Huesca y Zaragoza; el motivo está en el escaso uso que se ha realizado de este servicio por parte de la población. Los Avant serán sustituidos por trenes regionales diésel.

El alcalde de Huesca, Fernando Elboj, quiere mantener un encuentro con el director general de Transportes, Simón Casas, y analizar de primera mano las posibles afecciones que esta modificación pudiera ocasionar en los servicios de transporte ferroviario de la ciudad de Huesca.

La Cámara de Comercio e Industria considera fundamental que "los nuevos horarios y frecuencias (de los regionales que sustituirán a los Avant) se adecuen a las necesidades de los usuarios; de lo contrario se repetirá el fracaso de las lanzaderas". La Cámara cree que es esencial realizar un análisis de esas necesidades. Esta institución añade que "es exigible que el cambio en el servicio se haga con mejoras en la calidad, en lo que respecta a horarios, frecuencias, facilidad de combinación con trenes AVE con salida desde Zaragoza, y posibilidad de paradas en la estación de El Portillo".

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Huesca apunta que "el desplazamiento de personas entre esta ciudad y Zaragoza es muy numeroso; superando, de forma holgada, los 30 autobuses diarios, además de los innumerables vehículos particulares". El PP quiere que el Ayuntamiento "inste al Gobierno de Aragón a no firmar convenio alguno con Renfe que signifique la pérdida de calidad de servicios ferroviarios en esta ciudad; instar a Renfe y al Ministerio de Fomento a mejorar los horarios, precios y frecuencias, para que el transporte de Alta Velocidad Huesca-Zaragoza y viceversa sea atractivo a los usuarios; e instar al alcalde de Huesca a buscar soluciones con el Ministerio de Fomento, para no perder este servicio de Alta Velocidad en esta ciudad".

Comentarios