Los radares delatan un alto porcentaje de infractores en Huesca

En el Ayuntamiento de Huesca existe preocupación por las cifras que arrojan los rádares colocados en diferentes puntos de la ciudad. Solo en el mes de agosto el situado en la Avenida Ramón y Cajal detectó 472 conductores que sobrepasaban el límite de velocidad, los cuales han sido ya sancionados. Pero, en los polígonos industriales del Monzú y el SEPES las cifras incluso son más elevadas.

Durante seis meses se colocó un cinemómetro en las dos cabinas que hay instaladas en los Polígono Monzú y Sepes. En ese período de tiempo pasaron por las mismas más de 3.000 vehículos sobrepasando el límite de velocidad.

En ese momento el Ayuntamiento no estaba sancionando este tipo de infracciones, pero está decidido a” poner el contador a cero” y comenzar a actuar en consecuencia con las sanciones y retiradas de puntos que marca la Ley.

Estas cifras fueron trasladadas a los propios representantes de los polígonos, porque los infractores eran trabajadores de los mismos. Ya en ese encuentro se adelantó que se iba a comenzar a sancionar.

El rádar que continúa en activo es el instalado en el Paseo Ramón y Cajal, a la entrada de la carretera de Barbastro. Este aparato detecto 472 vehículos con exceso de velocidad en el mes de agosto, una cifra que también preocupa al Ayuntamiento.

La campaña de control de velocidad va a continuar por parte del Consistorio, de manera que está a punto de adquirir un radar de trípode para situarlo en puntos en los que el radar móvil no puede actuar, como es el caso de las cercanías de los colegios, en donde ya se anuncia que se va a ser muy estricto con quien no respete los límites de velocidad, situados en estas zonas a 20 kilómetros por hora.

Comentarios