Detenidas seis personas con 35 kilos de heroína escondidos en un camión con destino Aragón y Madrid

Agentes de la Policía Nacional han incautado 35 kilos de heroína escondidos en el sistema hidráulico de frenos de un camión, en cilindros metálicos soldados en los dispositivos de aire a presión, un mecanismo de ocultación inédito hasta la fecha en España. El vehículo fue interceptado en un área de servicio de Seseña, en la provincia de Toledo y la operación permitió detener a seis personas, entre ellas, el máximo responsable de la organización de narcotraficantes, quien se desplazó desde Bulgaria para dirigir la operación. La droga del camión estaba destinada a escalones medios de distribución en Aragón y Madrid.

En la primera fase de esta investigación ya fueron detenidas 11 personas, integrantes de un grupo organizado que introducía y distribuía estupefaciente en Zaragoza. Los agentes continuaron con pesquisas que relacionaban la actividad del grupo desmantelado con otro grupo de personas, los suministradores de la droga, que operaban desde algún país del este de Europa.

Los investigadores identificaron al responsable de los proveedores, G.T., radicado en Bulgaria. Esta persona se dedicaba a organizar y dirigir importantes remesas de heroína con destino a nuestro país, donde eran adquiridas por escalones medios de distribución en Madrid y Aragón. Para gestionar esas entregas, G.T. contaba con un grupo de confianza en España compuesto por cuatro integrantes y que, como caracteriza a los niveles superiores del tráfico, adoptaba todo tipo de medidas de seguridad en sus desplazamientos, citas y comunicaciones telefónicas.

Viaje a España del responsable

El pasado mes de agosto los agentes detectaron que se preparaba la introducción de una relevante cantidad de droga. Con esa finalidad, incluso el mismo G.T. se desplazaría hasta nuestro país para gestionar in situ la recepción y entrega. El dirigente voló desde Sofía hasta Valencia y desde allí se desplazó a Madrid, vigilado en todo momento por los investigadores.

En ese momento se activó un operativo que culminó con la detención de G.T. y el resto del grupo cuando se encontraban en un área de servicio en Seseña (Toledo). Asimismo fue detenida en la localidad madrileña de Valdemoro la persona encargada de recibir el envío para presuntamente pasarlo a un nivel de distribución inferior. A ese mismo área de servicio había llegado un camión con placas de matrícula búlgaras que podría transportar la sustancia estupefaciente.

Droga a presión

Los agentes trasladaron el citado camión a dependencias policiales adecuadas, dotadas de los recursos técnicos necesarios para efectuar la inspección del vehículo. Finalmente, tras una compleja labor que requirió incluso la consulta a técnicos de la marca de fabricación del camión, el equipo especializado del GOIT logró descubrir el lugar en el que se hallaba oculta la heroína. Se trataba de los dos calderines donde se acumula a presión el aire utilizado para accionar los frenos del camión. En su interior se habían introducido sendos cilindros metálicos, sellados mediante soldadura, con los paquetes de heroína. Para introducir los cilindros previamente habían tenido que fracturar los calderines y después también volver a soldarlos.

Tras descubrir este novedoso sistema de ocultación, los agentes se incautaron de un total de 35 kilos de heroína, lo que supone una de las mayores aprehensiones de este tipo de estupefaciente efectuadas en 2009 en toda Europa. Además de la droga, fueron intervenidos 3 vehículos, varios teléfonos móviles y 2.000 euros en efectivo.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Central de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial y de la Sección de estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Zaragoza, con el apoyo de agentes del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas.

Comentarios