La campaña de Riegos del Alto Aragón terminará el 10 de octubre

Riegos del Alto Aragón, en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Ebro, ha tomado la decisión de finalizar la campaña de riego el día 10 de octubre. Ha sido una campaña que ha transcurrido con normalidad; otra cosa es la situación económica que viven las comunidades ordinarias, con las primeras amortizaciones de la modernización de regadíos, con los incrementos en la factura eléctrica y con valores mínimos en los mercados agrarios.

A menos de tres semanas para el cierre de la campaña de Riegos del Alto Aragón, los cultivos de verano están acabando su ciclo, con una previsión de necesidades hídricas escasas para la segunda quincena de septiembre.

Durante el inicio de la campaña se produjeron importantes vertidos a los ríos; una vez deducidos los denominados caudales de mantenimiento, se vertían a los cauces 668 hectómetros cúbicos.

Durante el verano, las demandas de agua por parte de las comunidades ordinarias han sido muy elevadas. El volumen total de agua consumida ha sido de 825 hectómetros cúbicos. Ha quedado una reserva útil en embalse 100 hectómetros inferior al año pasado.

Desde Riegos se apunta que la campaña de 2010 queda en manos del tiempo, en tanto en cuanto no se hagan efectivas las obras de regulación.

Esta comunidad general apunta que la mayor parte de las comunidades de base se encuentran prisioneras de una situación coyuntural que las está conduciendo irremediablemente a la quiebra económica: se comienzan a hacer efectivas las primeras amortizaciones de la modernización de regadíos, se han producido ya tres incrementos consecutivos en lo que va de año en el coste económico de la energía, y que los mercados agrarios vuelven a presentar valores mínimos.

Comentarios