El Club Patín Huesca ultima el Festival de Patinaje

Los patinadores del Club Patín Huesca están ultimando todo para la XX edición del tradicional Festival de Patinaje que este año tiene como tema elegido “Los Juguetes” y que finalmente se podrá realizar tras varios meses de retraso por las obras del Pabellón del Parque. La exhibición se celebrará a las 20,30 horas y contará con más de un centenar de patinadores del club, así como deportistas invitados que completarán más de una hora de diferentes coreografías que harán las delicias del público.

La principal novedad este año es que para acceder a la instalación hay que hacerlo con una entrada. Son gratuitas, pero hay que retirarlas anteriormente. Los familiares y amigos de los patinadores han ido ya en estos días previos recogiendo sus entradas y el resto del público lo podrá hacer en las propias puertas del Pabellón del Parque antes de la exhibición, hasta que se complete el aforo que está previsto sea de unos 1.600 espectadores. Dada la expectación que levanta esta cita cada año se recomienda por parte del Club Patín Huesca acudir con tiempo suficiente para poder conseguir esas localidades que presumiblemente se agotarán.

Este año el tema elegido son “Los Juguetes”, hilo conductor de todo el festival. Han sido varios meses de preparación de los bailes, trajes, músicas y especialmente intensas las últimas semanas.

El Club Patín Huesca está realizando los trabajos y gestiones necesarias para poder completar un buen festival, tanto en coreografías, como en iluminación, sonido, que correrá un año más a cargo de la empresa oscense RAMPA, así como con los invitados y sorpresas en las que se está trabajando.

Es el comienzo de una temporada en la que se mantiene la misma estructura de entrenadora y monitoras con Alicia Espejo al frente y con Raquel Benedé junto con otras monitoras que irán colaborando conforme se va poniendo en marcha la actividad. La principal novedad es que todos los patinadores están este año en la misma pista de la antigua nave del Club Unión al no poder disponer de la del Instituto Ramón y Cajal, en las que durante los últimos años se han impartido los cursillos para los más pequeños, debido a un obligado cambio del suelo del pabellón.

Comentarios